3 Preguntas para Hacerte Antes de Cada Compra

Ha llegado el extracto de tu tarjeta de crédito. Una vez más, está lleno de compras que no necesitabas. Te sientes mal, tienes que recurrir a prestamos rapidos sin papeles para pagar tus deudas y prometes que no volverá a ocurrir. Sin embargo, lo más probable es que el próximo mes recibas otro extracto lleno de compras que no querías hacer.

En este artículo te ayudaremos a romper ese círculo vicioso. Todo lo que debes hacer es responder a las siguientes 3 preguntas antes de hacer cualquier compra para que retomes el control de tu vida financiera.

1.¿Lo necesito o lo quiero?

Con esta simple pregunta puedes descartar automáticamente un gran porcentaje de las cosas que pienses comprar. Si tienes dudas sobre lo que es una necesidad y un gusto, pregúntate: “Si no compro este artículo, ¿mi bienestar o incluso mi vida se verán afectados?”. Lo más probable es que la mayoría de las veces respondas con un: “No”.

Imagina que visitas el supermercado y encuentras que la mayonesa tiene el 50% de descuento. Ahora sientes la tentación de comprar tanta mayonesa como sea posible, ya que está en descuento y probablemente la necesites más adelante. Antes de seguir, pregúntate: “¿La necesito o la quiero?”. Quizás un solo frasco de mayonesa sea suficiente para suplir tus necesidades, mientras dos o más frascos no tendrán ninguna incidencia en tu bienestar, ni mucho menos pondrán en peligro tu vida.

2.¿Puedo pedirlo prestado?

Los hogares de los compradores impulsivos están llenos de artículos que usaron una sola vez para solucionar un problema puntual, y jamás volvieron a utilizar. Por lo tanto, antes de cada compra debes preguntarte si puedes pedir prestado el producto a un amigo, familiar o empresa.

Por ejemplo, si necesitas asistir a una boda y no tienes ningún atuendo adecuado para la ocasión, puedes alquilar un traje elegante en una boutique en vez de comprar. Lo más probable es que no vuelvas a usarlo en el corto plazo y, cuando quieras hacerlo, ya no sea de tu talla.

Ten en cuenta que, en la actualidad, puedes alquilar muchos artículos que en el pasado no estaban disponibles. Automóviles, equipos de sonido, computadores y consolas de videojuegos son solo algunas de las cosas disponibles para alquilar hoy en día.

3.¿Necesita financiación?

A muchos les encanta diferir las compras de sus tarjetas de crédito a tantas cuotas como sea posible, sin tener en cuenta las tasas de interés. Por lo general, las personas que prefieren financiar todas sus compras terminan pagando entre dos y cinco veces más por sus productos.

Antes de usar tu tarjeta de crédito, pregúntate si en realidad es necesario. Es preferible que uses dinero en efectivo o difieras las compras a un solo pago para evitar costosas tasas de interés.

Si lo que piensas comprar en realidad necesita financiación, visita un sitio web de comparación de préstamos como Rapidos24.es para analizar diferentes opciones. En esta clase de portales puedes comparar créditos de diferentes empresas para encontrar una opción de financiación perfecta para ti.

Fuente EP Mundo