A las viudas de Kokito el Decapitador y Mourad Kadi no las salva nadie

La fiscal Dolores Delgado ha solicitado prisión incondicional para las viudas de dos yihadistas que fueron entregadas a España hace un par de días por parte de la Policía de Turquía. Las dos mujeres se tratan de Asia Ahmed, de 26 años, y Fátima Akil Laghmich, de 21.

Ambas fueron detenidas el pasado diciembre cuando trataban de retornar a Europa desde Siria. El Ministerio del Interior informó de su traslado a España para que pudieran ser juzgadas en nuestro país por pertenencia a organización terrorista.

Asia Ahmed es conocida por la Justicia española por haber sido la mujer de Mohamed Hamduch, apodado «Kokito Castillejos». Fátima Akil era la mujer de otro yihadista, Mourad Kadi.

Los dos maridos de las yihadistas murieron en combate tras unirse a Daesh hace años, y tienen hijos fruto de sus matrimonios. De hecho, Asia Ahmed volvió a casarse después de morir «Kokito», aunque también su segundo marido murió siendo terrorista, unión de la cual resultó un segundo niño.

Los hijos de ambas serán entregados a sus familias españolas, ante la previsible entrada en prisión de ambas yihadistas. Esta misma mañana se encuentran declarando ante el juez Pedraz en la Audiencia Nacional, que será quien decrete las medidas a adoptar para las dos viudas.

Las fuentes consultadas por ABC confirmaron hace dos días que no existen evidencias de que Estado Islámico les haya dado alguna orden concreta, aunque su perfil, muy radicalizado, hacía de ellas un peligro para la seguridad nacional.

De hecho, desde el Ministerio del Interior se confirmó que habían vivido de forma voluntaria al amparo de Daesh.

Además, su vinculación con miembros muy activos de la organización les convertía en personas que podrían ser utilizadas como «facilitadoras» de Estado Islámico en España

Fuente EP Mundo ABC