Advierten sobre el incremento de jóvenes con aspiraciones terroristas

El balance del terrorismo en España en 2016 del Centro Memorial de las Víctimas destaca como “dato relevante el aumento en los últimos años de menores que tratan de incorporarse a los grupos terroristas de Irak y Siria”, ­bien como combatientes, en el caso de los hombres, bien como esposas de los yihadistas en el caso de las mujeres, del forma que la justicia española tiene 13 casos frente a uno entre 2003 y 2008.

Esta es una de las conclusiones que ha recalcado hoy el director de la Fundación Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez, en la presentación del balance del terrorismo en España en su número 3 de los Cuadernos del Centro Memorial, en el que han intervenido los ministros del Interior, Juan Ignacio Zoido, y Defensa, María Dolores de Cospedal.
Domínguez ha explicado que según datos recogidos del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria y de Menores entre 2003 y 2008 solo se registró el caso de un menor enjuiciado en relación con terrorismo yihadista.

Sin embargo, en 2016 esta cifra aumentó y el Juzgado cuenta con trece casos de menores por esta causa, once de ellos pendientes de juicio. Según comenta el balance a partir de lo detectado por dicho Juzgado el proceso de radicalización de estos jóvenes es rapidísimo.

Añade que la mayoría son menores de nacionalidad española aunque de origen marroquí procedentes de Ceuta, Melilla y Cataluña que se radicalizan por Internet y que proceden de familias muy pobres en las que se dan “situaciones calamitosas” con ausencia de control familiar.

El balance también destaca que el número de españoles o residentes en España que se habían desplazado a Siria o Irak para enrolarse como combatientes en 2016, un 20% eran de nacionalidad española mientras que la mayor parte, un 65% eran de origen marroquí. El 15% eran de otras nacionalidades. La cifra de desplazados a las zonas de conflicto desde España sigue siendo menor a la de otros países europeos. Francia por ejemplo tiene 1.700 frente a los 204 de España, de los cuales unos 30 han retornado ya­, y advierten de que, aunque, advierten que eso no quiere decir que la virulencia sea menor.

Asimismo, el año pasado se duplicaron hasta noviembre el número de amenazas yihadistas a España con respecto al año anterior, un total de 43 fueron las menciones de los yihadistas a nuestro país.

El ministro del Interior, puso en valor el modelo de protección integral de las víctimas del terrorismo, “un referente a nivel internacional”, subrayó felicitó a la fundación de víctimas por su empeño tenaz por mantener viva la memoria y mostrar su relato real”. Por su parte, la titular de Defensa, María Dolores de Cospedal pidió “no perder el tiempo en justificaciones ni explicaciones para quien sólo busca la muerte y el dolor. Contestemos con la unidad de los demócratas y la contundencia de la ley”, dijo.

Fuente EP Mundo La Razón