Aparece una momia regia y fabulosa en Siberia

Los científicos hallaron una momia en Siberia (Rusia) que vivió en el Ártico durante el siglo XII. Sorprendió a los expertos porque su cuerpo yace en una antigua necrópolis caracterizada por albergar solo cuerpos masculinos, informa Siberian Times.

La mujer, de 155 centímetros, rondaba los 35 años de edad y pertenecía a una civilización dedicada a la caza y a la pesca con conexiones con los antiguos persas. El cadáver no solo conserva unas pestañas largas e intactas y una dentadura perfecta, sino también sus delicados rasgos.

Y todo gracias a la pintura verde de un cazo de bronce cuyos restos quedaron esparcidos sobre su rostro y a las capas y capas de permafrost que han logrado conservar a esta momia durante siglos.

A su lado yacían varios anillos de bronce envueltos en piel de animal, probablemente de renos.

Es la primera momia de una mujer que se encuentra en la necrópolis, dice Alexandr Gúsev, arqueólogo del Centro de Investigación del Ártico.

“Muchos de sus huesos no nos permiten identificar su género, pero por sus rasgos podemos ver claramente que se trata de una mujer, lo que cambia completamente la percepción que teníamos de este cementerio. Hasta ahora pensábamos que aquí solo se enterraba a hombres y niños. Es increíble”, asegura Gúsev.

El pueblo al que pertenecía esta mujer de largas pestañas sobrevivió pescando y cazando al borde del Círculo Polar Ártico.

Todo apunta a que tenía un estatus social importante.

Dicen los responsables de la investigación que el análisis de la momia durará cerca de un año y que será crucial para comprender mejor la presencia del ser humano en el Ártico.

Las capas de permafrost que cubrieron en esta enigmática habitante del Ártico consiguieron conservar incluso sus órganos internos, lo cual son buenas noticias para los investigadores.

Fuente EP Mundo Mundo Sputnik