Aprende a preparar un jabón casero para tu zona intima

Las infecciones por hongos en la zona íntima son uno de los problemas que más aquejan a la mujer. Aunque existen medidas que ayudan a evitarlas, todas se enfrentan a sus síntomas por lo menos una vez en su vida.

Su causa principal es la proliferación excesiva de la Candida albicans, un microorganismo que, aunque normalmente habita en esta zona, consigue producir una infección debido a las alteraciones en el pH de la flora vaginal.

Si bien sus manifestaciones son leves y de carácter esporádico, es necesario darles un tratamiento para evitar que se prologuen o presenten complicaciones.

Por fortuna, además de los productos que comercializan en las farmacias, hay algunas fórmulas suaves de origen natural que ayudan a aliviarlo en poco tiempo.

En esta oportunidad queremos enseñar a preparar un jabón íntimo con propiedades antibacterianas y antifúngicas que puede servir como complemento contra estas afecciones.

¿Por qué se producen las infecciones y hongos vaginales?

Antes de conocer cómo preparar el jabón para cuidar la zona íntima, repasemos en detalle algunos de los factores que influyen en la aparición de las infecciones y los hongos.

La Candida albicans y otros microorganismos habitan de forma natural en la vagina. Sin embargo, debido al ambiente húmedo y cálido de la zona, y las alteraciones de su pH, pueden producir una infección.

Los factores de riesgo incluyen:

  1. Consumir medicamentos antibióticos
  2. Tener sobrepeso u obesidad
  3. Tener diabetes
  4. Estar embarazada
  5. Mantener relaciones sexuales sin protección
  6. Utilizar ropa húmeda o demasiado ajustada
  7. Tener malos hábitos de higiene íntima

¿Cómo preparar este jabón natural para proteger la zona íntima?

Los ingredientes que combinamos en este jabón natural pueden ayudar a restablecer el pH de la flora de la vagina para combatir de forma eficaz las bacterias y hongos que producen infecciones.

A diferencia de algunos jabones comerciales, no contiene sustancias químicas agresivas o componentes que puedan empeorar la irritación.

En lugar de esto, sus propiedades calman la irritación y neutralizan el mal olor y los flujos abundantes.

Ingredientes

  • 1 pastilla de jabón de glicerina
  • ½ taza de aceite de coco orgánico (100 g)
  • 1 cucharada de aceite esencial de árbol de té (15 g)
  • 2 cucharadas de aceite esencial de tomillo (30 g)

Utensilios

  1. Recipiente resistente al calor
  2. Cuchara de madera
  3. Moldes

Preparación

  1. Incorpora la pastilla de jabón en un recipiente resistente al calor y ponla a derretir al baño María.
  2. Cuando se haya fundido, agrega el aceite de coco orgánico y los aceites esenciales.
  3. Remueve todo con una cuchara de madera, hasta notar que la mezcla está bien integrada.
  4. Cuando esté lista, retírala del fuego y déjala reposar unos minutos.
  5. Antes de que se solidifique, viértela sobre los moldes.
  6. Espera que repose a temperatura ambiente, en un lugar fresco, y desmóldalo cuando el jabón esté duro.

Modo de aplicación

Aplica el jabón en las partes externas de tu zona íntima cuando te estés duchando.

Úsalo hasta aliviar los síntomas de la infección.

Fuente EP Mundo Mejor Con Salud