Así es ‘El Chicle’, principal sospechoso del caso Diana Quer

Kike, alias ‘El Chicle’, es el detenido por la Guardia Civil esta misma mañana y el principal sospechoso de la desaparición de Diana Quer. Según ha podido saber EL ESPAÑOL, el hombre vivía en la parroquia de Outeiro, una estrecha calle situada en la localidad gallega de Rianxo. Las autoridades están ya registrando su casa. Su mujer ha sido también detenida.

Se trata de un hombre de 41 años, español, natural de la localidad de Rianxo, nacido en la parroquia de Asados.

Es el principal detenido por un intento de rapto y agresión sexual en Boiro cuyo autor la Guardia Civil relaciona con la desaparición de Diana Quer en agosto de 2016. Su mujer ha sido también detenida.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, este hombre era una persona violenta, con antecedentes de consumo de drogas y agresión sexual en su familia. El pasado lunes, a punta de cuchillo presuntamente trató de raptar a una joven vecina de Boiro, a pocos kilómetros de distancia del punto en el que desapeció Diana Quer.

Se trata de un hombre casado y con un hijo. De constitución fuerte, es muy aficionado al ‘running’. Participa en multitud de competiciones en la zona. Su coche, un Alfa Romeo de color negro, está siendo registrado en relación con el caso Quer. El perfil descrito encaja con un tipo “con familia e integrado en la sociedad”, pero violento. Había trabajado en una empresa conservera.

Además, Kike conocería en detalle la red de carreteras principales y secundarias de la comarca y su vehículo coincide con la descripción del coche en el que se habría subido Diana la noche de su desaparición.

Desembarco de la UCO

”El Chicle’ Estaba en la feria de A Pobra do Caramiñal (Galicia) cuando desapareció Diana. Por la descripción del vehículo le encaja que pudiese estar en el coche al que se vio entrar a Diana.

Para los investigadores el hombre detenido era desde hace tiempo el principal sospechoso de la desaparición de Diana Quer. Por eso, esta misma mañana más de 30 agentes de la UCO han llegado a Galicia de urgencia, muchos interrumpieron incluso sus vacaciones de Navidad. El detenido fue en su momento interrogado por los investigadores que trabajaban en la desaparición de la joven madrileña aunque entonces no llegó a ser arrestado.

Durante meses, los agentes centraron sus esfuerzos en la zona de A Pobra do Caramiñal y Taragoña.

Los dos municipios coruñeses donde la Guardia Civil sabía que desentrañarían el misterio de la desaparición de la joven Quer. Los datos obtenidos a través del teléfono móvil sostienen unas pesquisas que van avanzando a marchas forzadas tras casi siete semanas del suceso. 

Todo esto ocurre seis meses desde que el juez archivase el caso sin encontrar un sospechoso. En total, 494 días desde que desapareció camino a su casa el 22 de agosto de 2016 en A Pobra do Caramiñal (Galicia). Mientras las autoridades registran su casa, Kike se encuentra detenido en el cuartel de la Guardia Civil en A Coruña. Su mujer, en el de Padrón.

Fuente EP Mundo El Español