Así funcionará defensa antimisiles de EEUU ante ataque norcoreano

Pese a invertir millones de dólares en el sistema de defensa antimisiles GMD, muchos analistas dudan de que pueda proteger a EE.UU. de los misiles norcoreanos.

El sistema de defensa antimisiles con base en tierra o Ground-Based Midcourse Defense (GMD, por sus siglas en inglés) ha sido diseñado para interceptar misiles balísticos enemigos en el espacio. No obstante, el sistema nunca tuvo éxito en rastrear y destruir todos los cohetes ficticios del adversario (en cada prueba solo seis de 10 misiles eran destruidos).

Sin embargo, el diario estadounidense The Wasington Post comunicó que los últimos ensayos finalizaron con éxito, y explicó cómo el GMD detiene un misil enemigo en el espacio. Para ello, enumera los siete pasos para que un supuesto cohete norcoreano sea destruido.

  • Corea del Norte lanza un Misil Balístico Intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés) que se eleva siguiendo una trayectoria de arco. Por ahora no existen sistemas de defensa capaces de interceptar un proyectil de este tipo en la fase inicial de su vuelo.
  • Satélites y radares estadounidenses detectan y rastrean el misil, que deja una pista de calor hasta que deja de quemar combustible. Un ICBM lanzado desde Corea del Norte tardaría una media hora en alcanzar el territorio estadounidense, pasando unos 20 minutos de vuelo en el espacio. Es en ese momento cuando el GMD tratará de interceptarlo.
  • Las partes propulsoras del misil norcoreano se separan en el espacio de la ojiva y los señuelos.
  • El GMD lanza los interceptores. EE.UU. ha instalado sus sistemas del GMD en dos regiones: una en Alaska (en el extremo noroeste de América del Norte) y otra en California (oeste).
  • Los cohetes de propulsión se apartan del interceptor soltando al vehículo exoatmosférico de destrucción (EKV, por sus siglas en inglés).
  • El vehículo de destrucción distingue la ojiva.
  • El vehículo del interceptor se estrella contra la ojiva, destruyéndola antes de que la bomba nuclear pueda detonar.

El exsubdirector de Seguridad Nacional de la Oficina de Ciencias Políticas y Tecnología de la Casa Blanca, Bruce W. MacDonald, opina que se corre el riesgo real de que el GMD falle, aunque el sistema ha pasado con éxito casi el 80 % de los exámenes.

Por su parte, la física estadounidense de la Unión de los Científicos Preocupados Laura Grego duda de que la defensa antimisiles “vaya a salvarnos el pellejo”, y pide a las autoridades estadounidenses buscar vías políticas y no militares para resolver el problema con Corea del Norte.

Fuente EP Mundo HispanTV