Ató a su hijo al techo de su minivan por una ridícula razón

Una madre de Wisconsin enfrenta cargos de segundo grado por conducta imprudente y peligrosa después de que la policía se enteró de que ató a su hijo al techo de su minivan.

La madre del pequeño, Amber Schmunk, de 28 años, admitió haber amarrado a su pequeño de 9 años para que la ayudara a transportar una piscina de plástico que no cupo dentro del vehículo. La función del niño era “sostener” la piscina para que no se cayera durante el trayecto a su casa.

Según informó la filial local de Fox, el sábado por la tarde la policía de Saukville, una pequeña población a más de una hora en auto de Madison, recibió una llamada reportando que se había visto a un menor de edad viajando en la parte superior de un automóvil.

Cuando había avanzado cierta distancia, la madre finalmente se detuvo y bajó al niño del techo de su automóvil, dobló en partes la piscina y la metió al vehículo. Después siguió conduciendo hasta llegar a la casa de su hermana, en donde la encontró la policía.

Cuando las autoridades la interrogaron, la mujer habría dicho que creía que lo que hizo estaba bien pues su padre “le permitía hacer cosas como esas a esa edad”.

Una testigo del incidente, Bárbara Sellin, dijo que como abuela sabe que a los niños se les tiene que ir en el interior del vehículo con el cinturón puesto. “Eso es sentido común. Uno ama a sus niños y los cuida”. Pero poner a un niño en el techo del auto va más allá del ridículo”.

La primera audiencia de Schmunk frente al juez será el 14 de noviembre. Si es encontrada culpable podría pasar hasta 10 años tras las rejas.

Fuente EP Mundo People en Español