Atrapados en el acto traficantes de inmigrantes

El viaje de 15 inmigrantes que intentaban entrar ilegalmente a Miami en una embarcación que partió desde Bimini, Bahamas, se frustró y terminó con la captura de tres personas que estarían involucradas en la organización del mismo.

Los capturados deberán responder por tráfico de indocumentados ante la Corte Federal del Distrito Sur de Miami. La embarcación alcanzó a llegar exitosamente al Río Miami el 19 de julio, pero fue abordada por oficiales del Servicio Guardacostas alrededor de las 6:30 pm.

Los detenidos, identificados como Luis Manso, Miguel Álvarez Román y Dayan Martell.

En un principio solo detectaron la presencia del hombre que la conducía y de cuatro mujeres. Pero pronto encontraron a 11 personas más escondidas en la cabina.

De acuerdo con el documento judicial del caso, ninguno de los inmigrantes tenía estatus legal en EEUU ni visa para entrar legamente. Los 15 indocumentados –13 de ellos ecuatorianos, un jamaiquino y un camerunés – fueron llevados bajo custodia.

El conductor de la lancha le contó a agentes especiales de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una unidad de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), que un hombre al que él había contactado en Miami para comprar una lancha le había propuesto un hacer “negocio que había hecho cientos de veces y con el que nunca había tenido problemas”.

Según el expediente, el hombre se encontró entonces con Dayan Martell en su casa para discutir la venta de la embarcación, la cual debía llevar a Bahamas como parte del acuerdo.

El conductor aceptó y confesó haberle dado inicialmente $2,000 a Martell, quien le pidió otros $3,000 “si quería comprarla”.

El hombre llevó la embarcación a Bahamas, pero esta se dañó en el camino, por lo que otra persona que al parecer haría parte de la organización y cuya identidad no ha sido revelada le dio su lancha para que regresara a Miami con cuatro mujeres abordo.

Cuando estaban cerca a la Marina, fueron parados por agentes de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CPB) y el conductor no tenía ningún papel ni registro de la embarcación para mostrarles durante la inspección.

Ese mismo día el hombre se comunicó telefónicamente con tres personas diferentes que estaban a cargo de recoger a los inmigrantes en Crandon Park Marina, en Key Biscayne, en tres carros: un BMW, una van y una camioneta Lincoln Navigator con un remolque para enganchar una lancha.

En la madrugada del 20 de julio, el conductor del BMW, identificado como Jorge Luis Manso y los ocupantes de la camioneta, Martell y Miguel Álvarez-Roman fueron detenidos por las autoridades en el estacionamiento del Crandon Park. La persona que conducía la van fue detenida pero dejada luego en libertad.

La Corte ordenó detención preventiva para los tres implicados hasta el momento en el caso – Manso, Álvarez y Martell- debido a las posibilidades de que huyan.

Manso le confesó a agentes del HSI que fue contactado por la persona con la que el conductor había hablado inicialmente sobre la compra de la embarcación y cuya identidad no es revelada en el expediente y que esta le había pedido recoger a cuatro personas en la Marina a cambio de $200.

Álvarez, por su parte, dijo que estaba acompañando a su amigo a recoger una lancha y que cuando recogió la van en la casa de Manso allí se encontraba Martell. Este último comentó que Manso le había pedido acompañarlo a la marina para recoger a un primo suyo.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald