Autoridades paralizan Río de Janeiro con espectaculares redadas

Una nueva operación conjunta del ejército y la policía contra el narcotráfico en siete favelas de Rio de Janeiro paralizó el lunes la violenta zona norte de la ciudad brasileña y acabó con la detención de 43 personas.

El efecto sorpresa del despliegue, que se inició al amanecer, se pudo ver comprometido por filtraciones de un soldado, acusado de complicidad con las redes delincuenciales.

El recluta, de 19 años, “fue detenido (…) por sospechas de que pasaba información al narcotráfico”, dijo a la AFP el coronel Roberto Itamar.

Según policías citados por la televisión GloboNews, los traficantes fueron alertados por la noche de la operación y emitieron por radio llamados a “dispersarse”.

Sin embargo, la secretaria de Seguridad del estado consideró exitosa la operación e informó en la noche que detuvo a un total de 43 personas, cuya identidad no fue revelada, sin disparar un solo tiro.

La dependencia también indicó en un comunicado que decomisó nueve pistolas, una escopeta y un revólver, además de 300 kg de marihuana y 10 de cocaína, así como siete carros y 25 motos.

Los operativos se llevaron a cabo en siete favelas, entre ellas el Complexo do Alemao -una densa y laberíntica localidad donde las fuerzas de seguridad raramente se adentran- y Jacarezinho, donde siete personas han sido asesinadas en los últimos diez días, precisó la Oficina de Seguridad de Rio.

El despliegue privó de clases a 22 mil alumnos.

Fuente EP Mundo El Comercio