¡Bendecido! La buena noticia que compartió Carlos Ocariz (Video)

Con el sonar de una campana, Pablo, hijo del alcalde del municipio Sucre, Carlos Ocariz, celebró este martes la realización de su última quimioterapia, luego de ser diagnosticado con leucemia hace dos años.

“¡Tocar las campanas es símbolo de LIBERTAD! Finalmente hoy 28 de Noviembre Pablo tocó la campana de la última quimioterapia. ¡Gracias a todos por sus mensajes de apoyo de cariño!”, escribió Ocariz en su cuenta de Instagram donde publicó el video de su hijo.

Horas antes, Ocariz había compartido un mensaje en Instagram donde narró todo lo que ha vivido como padre ante esta complicada situación familiar. “Hoy digo con todo mi amor que estoy feliz porque ustedes son felices. Una y mil veces, GRACIAS mi Dios. Te amamos con el alma”, escribió.

En la vida, todo puede cambiar de un momento a otro. Serían las 12:25 de aquel mediodía. Allí, en plena autopista, fue la llamada que cambió nuestras vidas para siempre. Sentía que el piso se abría, que las paredes se tambaleaban, que el cielo se caía. Fue un 29 de junio del 2015, cuando el destino y la vida nos hicieron una jugada distinta. Ese día le diagnosticaron a mi Príncipe y compañero de juegos, a mi Pablo, la enfermedad. Ese día, nos enteramos que mi hijo tenía leucemia… Las lágrimas se te secan, el espíritu se fortalece, el cuerpo se cansa pero la fe? La FE te hace imbatible… Hoy 28 de noviembre, a los dos años, 5 meses y 14 días de aquella desgarradora llamada, hoy mi amado Pablo tuvo su última quimioterapia. Hoy comienza una nueva etapa en su tratamiento, chequeos periódicos. Tanto dolor acumulado. Tantas risas contenidas. Tantos momentos postergados. Pero allí estaba él, valiente y fuerte como un toro. Sensible y calmado como un ángel. Inteligente y sereno como un capitán. Tú, Pablo, eres un guerrero de la esperanza. Un superhéroe de la vida. Un luchador de la alegría. Junto con tu hermana, Mariana, mi amada Mariana, son mi mayor orgullo. Hoy me siento el hombre más dichoso de la tierra. Dios es muy grande y nunca se muda. Ha hecho otro milagro. Ese milagro se llama Pablo. Ese milagro es la vida…! Arranca otro ciclo. De cuidado, pero con esa misma Fe del alma nos seguirá siendo imbatibles. Un día hace unos meses, en pleno tratamiento, estabamos en un parque, riéndonos. Marianita le preguntó: Pablo estás feliz? Él dijo: " si, estoy feliz!" Ella le respondió con su infinita dulzura "entonces yo estoy feliz porque tu estás feliz" Hoy digo con todo mi amor que estoy feliz porque ustedes son felices. Una y mil veces, GRACIAS mi Dios. Te amamos con el alma… A todos ustedes por sus deseos y oraciones les agradecemos con el alma, fueron muy importantes para nosotros, les digo como dijo el poeta Cerati; GRACIAS TOTALES…!

A post shared by Carlos Ocariz (@carlosocarizalcalde) on

Fuente EP Mundo El Cooperante