Broma entre videojugadores terminó muy mal para un inocente

La Policía de la ciudad de Wichita, ubicada en el estado de Kansas, ultimó a balazos a un joven de 28 años, mientras respondía a un reporte falso sobre un asesinato y una toma de rehenes en una vivienda. Se cree que la llamada se ocasionó por una disputa entre dos videojugadores, en la que uno de ellos llamó a los servicios de emergencia e hizo el reporte en broma.

De acuerdo con Fox News, un desconocido llamó al 911 diciendo que había tiroteado a su padre en la cabeza y que estaba manteniendo a su madre y su hermano a punta de pistola. Asimismo, amenazó con prender fuego a la vivienda.

La Policía llegó al lugar de los supuestos hechos y vio a Andrew Finch, de 28 años, a quien le ordenó levantar las manos. Entonces, uno de los oficiales pensó por error que el joven sacó una pistola de su cinto, y le disparó. Poco después, Finch falleció en el hospital. Según indicaron las autoridades posteriormente, la víctima no estaba armada.

Esta tragedia se habría provocado por una disputa entre dos videojugadores de Call of Duty tras una partida apostada en línea, y en la que la víctima no tenía ninguna relación. De acuerdo con The Verge, uno de los jugadores presuntamente le proporcionó una dirección falsa al otro, tras lo cual este llamó a los servicios de emergencia y reportó sobre una supuesta situación de violencia.

Finch no jugaba a los videojuegos, afirma su familia, y era padre de dos hijos. La Policía se encuentra investigando el caso y por el momento nadie ha sido arrestado. El subjefe de la Policía de Wichita, Troy Livingston, comentó los hechos en una rueda de prensa afirmando que “las acciones de un bromista” provocaron “una víctima inocente”.

Fuente EP Mundo RT