China responde a Trump su ambiciosa petición sobre Corea del Norte

El gobierno de Xi Jinping, principal socio comercial y aliado histórico del régimen de Kim Jong-un, se limitó a responder que continuará cumpliendo las sanciones aprobadas por la ONU. Washington había demandado a Beijing que use toda su influencia sobre la dictadura comunista

El gobierno chino eludió confirmar este jueves si cortará el suministro de petróleo a Pyongyang, tal y como le solicitó el miércoles el presidente estadounidense Donald Trump a su homólogo chino, Xi Jinping, tras el último misil lanzado por el régimen norcoreano el martes.

El vocero de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, resaltó el cumplimiento de la administración de Xi a las sanciones impuestas por las Naciones Unidas, dando a entender que desestimaría las medidas unilaterales tomadas por Estados Unidos.

“Siempre hemos dicho que las resoluciones (del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas) deben ser implementadas”, señaló el portavoz en rueda de prensa, consultado por el tema.

Geng se limitó a afirmar que su país, principal aliado de la dictadura de Kim Jong-un, está “comprometido” con la desnuclearización de la península coreana y con una “resolución pacífica” de la crisis nuclear sin confirmar ni desechar dicha medida.

Según aseguró el jueves la embajadora estadounidense en la ONU, Nikki Haley, en una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad, Trump le había trasladado a Xi esta petición durante una conversación telefónica para tratar la crisis de Corea del Norte.

“Hemos llegado a un punto en que China debe cortar el petróleo a Corea del Norte”, insistió Haley, quien subrayó que cuando Beijing tomó esa medida en 2003 Pyongyang accedió a negociar.

El funcionario chino reiteró, como ha venido haciendo en los últimos días, que la vía militar “no es una opción” y que espera que las partes implicadas puedan solucionar el conflicto “a través del diálogo y la negociación”.

China, principal sostén económico de Corea del Norte, ha defendido en varias ocasiones su actividad comercial con Pyongyang al considerar que las sanciones de la ONU no afectan a las necesidades humanitarias del régimen.

Por su parte, la Casa Blanca difundió este miércoles un comunicado en el que señalaba que Trump había recalcado a Xi la necesidad de que China usase “todas las palancas disponibles” para “convencer a Corea del Norte de que ponga fin a sus provocaciones y retorne al camino de la desnuclearización”.

Medios norcoreanos publicaron hoy una galería de imágenes de su nuevo misil balístico intercontinental (ICBM), el Hwasong-15, que muestran la preparación para su lanzamiento y el proyectil en ascenso, así como a un sonriente Kim Jong-un que observa todo el proceso a la intemperie y desde un puesto de control.

Fuente EP Mundo Infobae