Con quién estaba la joven viuda de Miguel Blesa durante la cremación

Linares será el último destino de Miguel Blesa. Los restos del expresidente de Caja Madrid se dirigen ya para su ciudad natal después ser incinerados en el tanatorio de Las Quemadas de Córdoba. Allí, junto al cadáver, han permanecido solo sus familiares más cercanos, algunos hermanos y sobrinos y su mujer. Se desconoce si también ha estado su hija.

El cuerpo de Miguel Blesa llegaba en la mañana de este jueves al tranquilo tanatorio cordobés después de que se le practicase la autopsia que ha confirmado la tesis del suicidio.

En torno a la una de la tarde, los servicios funerarios preparaban el cuerpo y justo a las dos de la tarde empezaba el proceso de cremación.

Un acto muy íntimo que se ha prolongado más allá de las cinco de la tarde.

Poco después, a las cinco y media, los familiares de Miguel Blesa salían de la sala Séneca —una de las más amplias y discretas, rodeada de jardines intransitables para los amantes del morbo—, donde ha sido velado el cuerpo.

gema gamez

Al despedirse de los periodistas, sus allegados han confirmado que se dirigían en dirección a Linares, la localidad natal del exbanquero.

La comitiva, en la que se presupone iban las cenizas del expresidente de Caja Madrid, formada por una docena de personas y por varios coches de alta gama, salía de las inmediaciones del tanatorio con el rictus serio, sin conceder apenas declaraciones a los periodistas.

La presencia de personal de seguridad, que en todo momento han mantenido un circulo de seguridad en torno a los familiares de Blesa, ha hecho imposible confirmar si los restos viajan con ellos para Linares o si, por el contrario, llegarán mañana en un coche de los servicios funerarios. El silencio manda.

No había lágrimas, tampoco gestos de dolor ante los objetivos de los muchos medios presentes en los exteriores del tanatorio. Ahí se ha podido ver a Gema Gámez, su esposa, bastante silenciosa, y a varios de los hermanos, entre los que destacaba el de menor edad, el abogado Ramón Blesa, que según ha podido conocer EL ESPAÑOL se ha encargado de los trámites después del fallecimiento de su hermano mayor, el segundo de los cinco del matrimonio Blesa de la Parra.

Preparativos en Linares

En Linares, por la mañana se registraba más ajetreo del habitual en la casa familiar de los Blesa, situada en el número 21 de la calle Cervantes, en el centro histórico de Linares, a espaldas de la plaza de Toros en la que Islero, el toro de 495 kilos corneó mortalmente a Manolete hace setenta años. Los vecinos del inmueble, una portentosa casa de piedra de amplia planta y doble altura, aseguraban a EL ESPAÑOL que no se veía movimiento en la finca desde que falleció en el año 2000 María Dolores de la Parra, madre del exbanquero.

Una de las hipótesis que se barajaba en la mañana de este jueves en Linares es que los familiares usarían la casa de los Blesa para descansar la noche antes de depositar las cenizas en el panteón familiar. Según ha confirmado el responsable del tanatorio de Linares a EL ESPAÑOL, está previsto que la familia deposite las cenizas en el panteón en el que descansan los padres en una ceremonia íntima que los allegados del expresidente de Caja Madrid quieren desvincular del acto religioso.

Un cartel manuscrito, colocado por el párroco José Rodríguez en la puerta principal de la parroquia de San Francisco, informaba desde este jueves por la mañana, antes de la misa de las nueve, de que el funeral por Blesa se celebraría en la citada iglesia este viernes a las siete de la tarde.

“Así lo ha querido la familia”, explicaba el religioso a EL ESPAÑOL.

Será esa la despedida que muchos linarense darán a uno de los vecinos más notorios: Miguel Blesa, el banquero que se fue a Madrid, pero que nunca olvidó su pueblo. En Linares descansará.

Fuente EP Mundo El Español