Conducta racista y lasciva llevó al despido de seis bomberos

Seis bomberos de Miami fueron despedidos después de que alguien colgara una soga en forma de horca sobre las fotos de la familia de un colega negro y dibujara imágenes obscenas en las fotos de su esposa, madre e hijos.

Los despidos fueron entregados el miércoles, tras una investigación policial relacionada con un incidente el 9 de septiembre en una estación de bomberos de la ciudad. Se entrevistaron a más de 20 personas y se investigó a casi una docena de bomberos, incluidos cinco que siguen bajo escrutinio. Entre los despedidos está William Bryson, Jr., el hijo del ex jefe de bomberos William “Shorty” Bryson.

El administrador de la ciudad de Miami, Daniel Alfonso, reconoció en una declaración la “conducta sexualmente explícita y racialmente ofensiva”. Dijo que 11 bomberos fueron relevados con sueldo de sus puestos.

“Es política de la Ciudad de Miami proporcionar a todos los empleados un lugar de trabajo que esté libre de intimidación, amenazas o actos violentos”, dijo Alfonso.

Según José Rodríguez, el mayor de la policía a cargo de asuntos internos en el momento del incidente, en un inicio la policía respondió al incidente como un posible caso de vandalismo, pero finalmente la condujo como una investigación civil que fue entregada a los ejecutivos del Departamento de Bomberos. Fuentes familiarizadas con el caso le dijeron The Miami Herald que alguien hizo un lazo con cordeles y lo colgó sobre una foto familiar del teniente negro Robert S. Webster.

Luego, varios de sus colegas dibujaron imágenes lascivas en otras fotos, incluyendo una de su esposa y una de su madre y sus hijos. Las cartas de despido enviadas el miércoles dicen que los bomberos “desfiguraron varias fotos personales de un bombero colega con representaciones fálicas gráficas y obscenas”.

Junto con Bryson, fueron despedidos el miércoles los bomberos Kevin Meizoso, David Rivera, Justin Rumbaugh, Harold Santana y Alejandro Sese.

Los investigadores no pudieron determinar quién hizo la horca, según las fuentes

“Además, continúa una investigación por la participación en un grado menor de otros que estaban en la estación. Los hallazgos podrían resultar en acciones disciplinarias que van desde suspensiones a degradaciones”, dijo Alfonso en su declaración.

“El Departamento de Bomberos de la Ciudad de Miami es un departamento étnica y racialmente diverso y uno de los mejores del país. La prioridad como cuerpo de emergencia es trabajar en equipo para servir a nuestra comunidad. No podemos y no toleraremos conductas que sean irrespetuosas, dañinas y comprometan la integridad del departamento y la Ciudad de Miami”.

Los despidos siguen a otro incidente en Pompano Beach, donde en agosto un bombero reclutado fue despedido y otros tres renunciaron cuando hallaron una soga en forma de horca colgando sobre el asiento de un bombero negro.

También ocurren después de un incidente similar el año pasado en Miami, dos días antes de Navidad, cuando tres policías novatos fueron despedidos después de que sus supervisores descubrieron una conversación grupal en la que discutían el uso de vecindarios negros para la práctica de tiro.

Los titulares sobre bomberos de Miami no son nada nuevo

El punto más bajo probablemente ocurrió a mediados de la década de 1990 cuando se descubrió un perverso ritual de iniciación llamado “escroto en la cabeza”.

Los novatos eran esposados mientras otros bomberos hacían sus cosas. Finalmente cuatro bomberos fueron despedidos

Pero no pasó mucho tiempo hasta que fueron reinstalados después de que los investigadores determinaron que el “escrotramiento” era una vieja tradición en el departamento de bomberos.

Alfonso dijo que la ciudad realizará una conferencia de prensa el viernes por la mañana para analizar los despidos.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald