Conoce lo que pasó con el caso del colectivo que murió quemado

Nelson Moreno, gobernador del estado Anzoátegui, informó sobre la detención de dos personas presuntamente involucradas en la muerte del motorizado, Héctor Alejandro Anuel Blanco, quien falleció este martes producto de la explosión de un mortero.

El hecho ocurrió en el municipio Diego Bautista Urbaneja.

Los dos detenidos fueron identificados como Rogelio Rodríguez y el segundo es un adolescente de 17 años de edad, quienes fueron detenidos tras una persecución de efectivos de seguridad del Estado.

El gobernador chavista manifestó que al momento de la captura supuestamente se le incautaron niples, pólvora, resorteras, entre otros elementos.

Moreno destacó que Anuel se dedicaba a prestar servicio de transporte a la colectividad y formaba parte del gremio de mototaxistas de la entidad. Residía en el sector Bello Monte del municipio Juan Antonio Sotillo, en la zona norte, y dejó en orfandad a tres pequeños.

“Nuestra mayor solidaridad con los familiares de este joven trabajador, asumiendo además el compromiso como Estado de ayuda socioeconómica para su familia”, aseguró.

Ante este hecho violento, el gobernador responsabilizó al alcalde de la localidad de Urbaneja, Gustavo Marcano; al diputado a la Asamblea Nacional por el estado Anzoátegui, Armando Armas; así como al abogado, Manuel Ferreira, quien funge como defensor de los Derechos Humanos de los grupos violentos.

“Estas personas son cómplices de situaciones de violencia en este municipio. El alcalde Marcano no se sabe dónde está, maneja su gestión a través de las redes sociales y fomenta las acciones violentas”, afirmó el dirigente del partido de gobierno.

Moreno exhortó a la población, y sobre todo al gremio de motorizados, a evitar la confrontación con los grupos violentos del municipio Urbaneja. El Ministerio Público designó a las Fiscalías 42 nacional y 20 del estado Anzoátegui para investigar el hecho, de acuerdo a lo referido en la cuenta Twitter de la Fiscalía.

Fuente EP Mundo Diario Contraste