Cargando...

Corea del Sur muestra a Kim Jong un uno de sus “juguetes de guerra”

En medio de la escalada de tensiones en la península coreana, Seúl informa que resultó un ‘éxito’ la primera prueba de su misil guiado aire-tierra Taurus.

En un comunicado, la Fuerza Aérea de Corea del Sur confirmó que la prueba del misil de largo alcance Taurus de fabricación alemana y conocido por su alta precisión tuvo lugar en el espacio aéreo del condado de Taean, en la provincia de Chungcheong del Sur.

Un caza F-15K disparó un misil Taurus que voló unos 400 kilómetros en las aguas costeras de la ciudad portuaria de Gunsan, en la provincia de Jeolla del Norte, y golpeó exactamente el blanco predeterminado, según la nota.

“Golpear el blanco, precisamente, mostró la capacidad del Ejército para responder un ataque enemigo, así como su habilidad para lanzar ataques con precisión contra blancos estratégicos, incluso desde una larga distancia”, se lee en el comunicado.

La nota explica que Taurus es capaz de “destruir inmediatamente” importantes instalaciones estratégicas e incrementar al mismo tiempo la seguridad de las aeronaves y los pilotos.

Debido a su tecnología furtiva, añade la publicación, los radares norcoreanos no pudieron detectar el misil que también tiene la posibilidad de incorporar un sistema GPS utilizado con fines militares. Esta opción permite impactar el objetivo incluso en presencia de interferencias.

La agencia surcoreana de noticias Yonhap explicó que el misil en cuestión puede cubrir todo el territorio de Corea del Norte si es disparado desde las cercanías de Seúl, capital de Corea del Sur y, empleando su máxima velocidad de 1163 kph (kilómetro por hora), alcanzará cualquier objetivo del país vecino en 15 minutos.

Alemania envió el pasado octubre a Corea del Norte un primer cargamento de estos misiles que tienen un alcance de 500 kilómetros, por tanto, son capaces de bombardear instalaciones claves de Corea del Norte. Pese al rechazo de Pyongyang, Seúl recibirá para 2018 un total de 170 misiles iguales.

Las dos Coreas siguen prácticamente en guerra incluso tras el fin del conflicto de Corea (1950-1953). Esta situación se ha empeorado después de la sexta prueba nuclear de Pyongyang, que tuvo lugar el pasado 3 de septiembre.

Corea del Norte defiende que realiza sus pruebas nucleares y balísticas en base a su “derecho a la autodefensa” ante las “intenciones hostiles” de EEUU en su contra, como las maniobras militares conjuntas Washington-Seúl en la península de Corea.

Fuente EP Mundo HispanTV
Cargando...
Cargando...