Criminal chino abre “extraña” escuela para mujeres virtuosas

Las autoridades chinas están investigando una escuela “de la virtud femenina” abierta en la provincia de Liaoning por un exprisionero, en la que se enseña a las mujeres que son “inferiores” a los hombres, informan medios locales.

En la institución se ofrecen cursos de 7 ó 20 días durante los cuales las estudiantes deben despertarse cada día a las 4:30 de la madrugada y cumplir labores domésticas durante ocho horas, mientras los ‘profesores’ les enseñan a “hablar menos y trabajar más”, mientras las castigan por maquillarse y albergar ambiciones profesionales. Algunas de las mujeres han sido enviadas al centro por sus esposos y otras por sus empleadores.

El fundador de la escuela, Kang Jinsheng, que asesinó en su día a dos personas y pasó un periodo de cárcel —salió en libertad en 2009—, fue condenado a muerte de forma suspendida, es decir, que la condena se aplica si comete un crimen en los dos años posteriores al veredicto. Se sabe que tras ser liberado decidió asistir a clases de valores tradicionales chinos.

Una de las estudiantes de la ‘escuela’ admite haber sido sometida a “torturas” físicas durante el curso y asegura que la trataron “peor que a una prisionera”.

Asimismo, sostiene que “lo peor” que se enseña en el centro es que “los hombres son superiores a las mujeres”.

En este sentido, los profesores insisten en que “la tarea más importante de una mujer es la de reproducción” y que “no puede decir ‘no’ a su esposo”, así como que “un divorcio es inaceptable”.

Fuente EP Mundo RT