Denuncian que a dirigente de VP lo juzgará un tribunal militar

Oswaldo Graffe, padre del dirigente de Voluntad Popular Carlos Graffe, denunció que desconoce el paradero de su hijo quien fue detenido el pasado jueves por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Valencia, estado Carabobo.

Graffe informó, en una entrevista exclusiva para El Nacional Web, que su hijo se encuentra detenido en una zona popular de Valencia llamada Ciudad Chávez.

A través de amigos del dirigente, los padres se enteraron que su hijo será juzgado por un tribunal militar. Se desconocen los cargos por los cuales es imputado.

La policía de Carabobo informó que la Policía Nacional Bolivariana detuvo al joven y que en el momento de su aprehensión poseía explosivos.

“Siento orgullo, porque el hecho de que él, como cualquier otro venezolano, esté preso por luchar y por desear una mejor Venezuela es motivo de orgullo”, expresó el padre del dirigente opositor.

Aseguró que los funcionarios no tenían una orden de encarcelación al momento de la detención. Sobre el presunto porte de explosivos, Oswaldo Graffe desmintió esta afirmación.

“Mi hijo ha usado como arma sus ideas, su conciencia, principio y valores democráticos (…) si hablamos de armas a usado siempre un megáfono para coordinar, animar y comprometer a la gente”, dijo.

Carlos Graffe se convirtió en uno de los muchos presos políticos de Venezuela. Su padre puntualiza que fue detenido por motivos políticos debido a que Carlos milita en el partido opositor Voluntad Popular.

“Carlos tiene más de diez años pateando la calle, trabajando con la gente, buscándole solución a los problemas(…) en todo este tiempo ha construido una credibilidad que le ha logrado ser un líder político en Valencia, eso obviamente al gobierno nacional les molesta”.

Luego de ser detenido la tarde de ayer, los padres del dirigente de Voluntad Popular no han podido ver a su hijo y desconocen su paradero exacto.

Funcionarios del Sebin abordaron a Graffe en la avenida Bolívar de Valencia, cuando salía de un consultorio médico, donde lo subieron a una camioneta blanca. Al dirigente le dio tiempo de gritarle a los transeúntes su nombre y advirtió que los agentes, sin identificación, lo estaban secuestrando. Los efectivos ingresaron al carro particular de Graffe y también se lo llevaron.

Durante el día de hoy un grupo de manifestantes protestó en las inmediaciones del Sebin en Valencia para exigir la liberación del dirigente.

Fuente EP Mundo El Nacional