Desnaturalizados abandonan a abuela en una plaza

Dice llamarse Lupe López y que tiene 60 años. Fue vista desde el lunes a las 2.00 de la tarde por algunos de los vecinos de la comunidad de la urbanización Altos del Sol Amado, en Maracaibo cerca de la redoma de la segunda entrada. Al parecer su propio hijo la abandonó allí, en medio de la calle, bajo la promesa de regresar a buscarla “cuando mejore la situación”.

Los habitantes del sector decidieron acercarse para ver en qué podían ayudarla, pero observaron que estaba como “drogada” y no quería hablar. Sin embargo, estuvieron pendiente toda la tarde del lunes.

Al caer la noche, la señora durmió en la acera recostada a un poste.

El martes, a las 7.00 de la mañana, María Clara y su esposo, ambos vecinos de la cuadra, la trasladaron a la plaza cercana a las viviendas, para poder atenderla y cubrirla del sol.

La sexagenaria está semilúcida y presenta signos de desnutrición. Cuenta que vive en el sector Amparo “cerca del Angelito y del colegio Marco Tulio Andrade”. Asegura tener dos hijos, Alejandro y Andreína, con quienes vivía, pero que “no la quieren”.

Sin embargo, al ser consultada, admite que no recibió maltratos de parte de sus familiares. Solo de su “nuera”, que bebe mucho y la “grita”.

Su hijo es taxista, tiene un carro blanco y según la historia de Lupe, la llevó a comprar pan, antes de abandonarla.

La encontraron envuelta en una sábana y solo con la ropa que tiene puesta. Los habitantes de la zona le obsequiaron una colchoneta y le llevan comida.

La comunidad puso la denuncia en la Policía científica, pero allí les indicaron que esa situación “no es de su competencia” y los remitieron a la Policía regional de Cuatricentenario, para que sea ese cuerpo de seguridad el que actúe.

Los vecinos quieren asearla, pero temen que cualquier contacto directo con la sexagenaria pueda traerles inconvenientes.

Solicitan la intervención de algún organismo gubernamental, para que solvente la situación de la señora abandonada.

Fuente EP Mundo La Verdad