“Despixelan” a Andreíta, la hija de Jesulín y Belén Esteban (Fotos)

Ser hijo o hija de un famoso no se antoja una tarea fácil, y menos si el progenitor en cuestión es Belén Esteban, uno de los rostros más conocidos de España.

Andrea Janerio cumple este jueves 18 años condicionada por una fama a la que es alérgica, pero a la que no pudo sucumbir después de que su madre se paseara por todos los platós del país convirtiéndola en bandera de su particular lucha con su padre, Jesulín de Ubrique, al que ha culpado ante toda España de descuidarse de su propia hija.

andrea janeiro

Ahí se gestó el peso televisivo de una Andreíta- como le llamaba Esteban ante las cámaras- a la que, indirectamente, la hemos visto crecer protegida por un píxel que hoy se desvanece con su mayoría de edad. Visto lo que ha sucedido con Froilán, a la joven y a su protectora madre se les viene un gran problema encima con una expectación mediática que ya empieza a buscarle novio o a especular con su futuro profesional.

No lo van a tener nada fácil, y menos para una chica que odia la fama y no quiere saber nada del ‘modus vivendi’ de una progenitora que es, a la par, su mejor amiga.

Una joven estudiosa y responsable

Y es que los que conocen bien a Andrea Janeiro están sorprendidos por cómo la joven ha sobrevivido a la montaña rusa emocional de su madre, labrando un brillante currículum escolar y con un carácter responsable y pacífico y con, a diferencia de Belén, unas excelentes herramientas sociales y habilidades comunicativas.

El punto álgido de la madurez que ha alcanzado la chica fue cuando se invirtieron los papeles y fue ella la que tuvo que cuidar de su madre y ayudarla a salir del pozo en la que se encontraba por el tren de vida que llevaba. Aún así, Janeiro no quiere que se refieran a ello como ‘la Esteban’ y no le gusta alardear del dinero ni mucho menos de una fama a la que es alérgica.

andreita

Encarcelada entre frases célebres

Hay dos frases que han acompañado a la joven todo este tiempo. La más conocida la pronunció su madre en setiembre de 2009 cuando Andrea solo tenía 10 años. Sentada en el plató de Sálvame Deluxe e interrogada sobre la posibilidad de perder la custodia de su hija, Esteban soltó un hit con melodía vocal incluida que dio la vuelta a España: “Por mi hija MA-TO”.

La segunda fue durante unas vacaciones en Canarias cuando Esteban, ante la presencia de paparazzi, gritó a su hija: “Andreíta, cómete el pollo”, frase que según confesó más tarde su madre ella arrastró durante toda su vida.

Su futuro en Londres

Y entre pollos y declaraciones públicas de su progenitora, no es de extrañar que Janiero cumpla 18 años con la vista puesta en irse a estudiar a Londres. Su madre anunció primero que la joven quería matricularse en criminología, aunque más tarde anunció que lo suyo era ser locutora de radio.

Sea como sea, madre e hija están preparando un desembarco para evitar la persecución mediática que Andrea ya vivió el día de su graduación cuando se hizo viral una fotografía suya en la que estaba con un chico al que algunos medios ya lo presentaban como su primer novio oficial sin saber nada de él, más allá de que se habrían conocido en Birmingham.

Una conversación pendiente con Jesulín

Lo que está claro es que Andreíta, que tiene experiencia televisiva porque en algunas ocasiones ha tenido que salir a defender a su madre o incluso se hicieron virales sus lágrimas en El Hormiguero cuando acudió como público a ver a su ídolo Justin Bieber, no quiere enfrentarse a una más que posible persecución mediática.

En España tiene, además, algunas rencillas abiertas. Con Miguel, el conductor de ambulancias con el que sale su madre parece que la relación es excelente, hasta el punto de que cuando la Esteban estuvo participando en Gran Hermano Vip se quedó con él, al que considera como un segundo padre.

No es tan buena su relación con Jesulín, con el que tiene una conversación pendiente, algo que el torero siempre postergó a cuando la chica fuera mayor de edad.

Parece que ha llegado el momento. Su mujer, María José Campanario, jura haberla tratado como una hija, haciendo de mediadora en la sombra, aunque lo cierto es que Andrea mantiene poca relación con sus hermanos: Julia (14) y Jesús Alejandro (10).

Fiesta de cumpleaños por todo lo alto

Según parece, todos los dolores de cabeza y afrentas personales con familia y prensa, no llegarán hasta el viernes porque Belén Esteban quiere un aniversario de diez para su hija ya mayor de edad.

Según desvela Chance, la madre tiene preparada una suculenta cena para ella y sus amigos con una fiesta posterior en la discoteca Kapital, uno de los locales más famosos de Madrid y que la Esteban suele frecuentar a menudo.

Eso sí, habrá zona exclusiva para los invitados para que tengan privacidad.

Una intimidad que, más allá de ser un fantástico regalo puntual de cumpleaños, Andrea agradecería que se alargara eternamente para poder hacer su propia vida sin invitados especiales.

Lo tiene difícil por historial, por ser quién es, y porque la ley del píxel ya ha caducado. Y lo que para ella es algo así como una alergia, para otros es un negocio redondo. Y entre esos otros podría estar su propia familia, y si no, atentos a próximas entregas del serial con exclusivas incluidas.

Fuente EP Mundo La Vanguardia