¿Dónde está Juana Rivas? Sigue oculta pero hace una jugada

Uno de los abogados de Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que sigue ilocalizable tras negarse a entregar a sus dos hijos a su expareja, condenado por maltrato, ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional para poder permanecer con sus niños.

Su abogado, Ramón Montero ha presentado el recurso en la sede del Constitucional con el objetivo de que el pleno del tribunal, que se reúne este lunes, suspenda la orden de devolución de los niños a su padre, condenado por lesiones en 2009, denunciado en 2016 por malos tratos y quien, a su vez, ha denunciado a la madre por la sustracción de los menores.

El recurso se fundamenta en el interés superior de los menores, que debe prevalecer y ser protegido sobre cualquier otra norma, y en una posible vulneración del artículo 24 de la Constitución Española sobre la tutela judicial efectiva.

El letrado ha asegurado que obligar a entregar a Juana Rivas a sus hijos es una medida que “no es correcta” y que crea una situación y un daño que es “irreparable”.

“Si la restitución de los hijos queda en suspenso es evidente que podrá continuar, como ya lo está haciendo, en compañía de sus hijos, que es de lo que se trata, mantener una situación que está ya produciéndose”, ha defendido.

La movida del padre

Por su parte, Francesco Arcuri, expareja de Juana Rivas, ha asegurado que está dispuesto a negociar una custodia compartida “por el bien de los niños” siempre que se le restituyan los menores, de once y tres años de edad, que están escolarizados en Italia y residen allí de forma habitual.

Arcuri ha hecho estas declaraciones a la Agencia Efe horas antes de la presentación del recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional para que pueda permanecer con los menores, y asegura que no es un maltratador ni un machista que quiera quitarle los niños a la madre.

El ofrecimiento del padre sería “guardia y custodia compartida en Italia y una casa para la madre”, además del pago de una pensión alimenticia. Su abogado, Adolfo Alonso, ha señalado en declaraciones a Europa Press que la intención es llegar a “un pacto” formal con Juana Rivas para acabar con un asunto que “jamás debió haber sido llevado hasta aquí” y que “sólo está generando dolor” a todas las partes.

Sin embargo, el entorno de Juana Rivas ha rechazado el ofrecimiento del progenitor confiando en el recurso presentado ante el Constitucional.

El padre aceptó la condena para poder ver a su hijo

El padre ha dicho que “nunca le ha puesto la mano encima” a ninguna mujer y que, en 2009, “aceptó” ser condenado por lesiones en el ámbito familiar por una discusión que ambos mantuvieron cuando convivían en Granada, como única vía para poder seguir viendo a su entonces único hijo con Juana Rivas.

“Hoy me arrepiento muchísimo de haber aceptado esa condena. Quise quitarle tensión a la situación para poder ver a mi hijo. Tras dos meses estábamos otra vez viviendo juntos y, tiempo después, se vino a Italia y tuvimos otro hijo”, ha explicado.

Pese a la disputa legal y las diferencias que mantiene con su expareja, ha subrayado que no tiene nada en contra de Juana, que su historia de amor se terminó pero que siempre seguirá siendo la madre de sus hijos y que, por tanto, también estará dispuesto a negociar una custodia compartida por el bien de los menores.

Fuente EP Mundo RTVE