El alcalde venezolano que pasa roncha en Cúcuta

En entrevista concedida al periodista Luis Pico de El Nacional, el alcalde opositor en el exilio, Omar Lares, contó el peregrinar que le ha tocado vivir luego de tener que huir hacia Cúcuta en medio de las protestas pasadas.

Su hijo está preso en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) de El Helicoide, en Caracas y a Lares -otrora alcalde de Campo Elías, Mérida- le ha tocado estar ausente durante todo el proceso.

Huyó de Mérida con pocas pertenencias y ha sobrevivido estos meses gracias a la caridad de cercanos, puesto que no tiene papeles legales para trabajar en Colombia.

“No tengo un trabajo formal. He sobrevivido porque algunos amigos me han pedido que les repare cosas en sus hogares. También me tocó pintar y hacer labores de mantenimiento”, reveló Lares en declaraciones para El Nacional Web.

Ha dormido en el apartamento de un conocido que no le ha cobrado alquilar, pero pronto debe desalojar el lugar y le tocará cambiar de vivienda.

“La vida en Colombia es cara y se necesitan unos 900.000 pesos para tramitar el documento”, explicó, al tiempo que recordó que sus cuentas en bancos venezolanos fueron congeladas.

Por los momentos, Lares no tiene estipulada una fecha para regresar, al menos mientras considere que no tiene garantías para un debido proceso. Al contrario, mantiene la añoranza de todos los que salen del país: “Solo quiero conseguir un empleo y solucionar lo de mi vivienda”.

 

Fuente EP Mundo El Nacional