¡El Barça humilla al Real Madrid en su casa!

En un horario poco habitual para un clásico español, el Barcelona obsequió antes de Noche Buena una goleada por 0-3 al Real Madrid este sábado, en la jornada 17 de LaLiga, y silenció el estadio Santiago Bernabéu.

Luego de una primera mitad complicada, el combinado blaugrana sacó pecho en terriorio merengue y protagonizó una segunda mitad espectacular para quedarse con los tres puntos y mantener su invicto en el torneo.

En lo que se vio de la transmisión televisiva, la intensidad y emoción del compromiso se hizo sentir desde el inicio. Cristiano Ronaldo envió el balón al fondo de las redes al minuto 3, pero el tanto fue invalidado debido a posición adelantada.

El Barcelona se sentía incómodo. Sin una circulación de balón fluída, cometía más errores que aciertos, producto de la presión asfixiante que ejercía el conjunto merengue. De momento, la superioridad local era más que evidente.

En lugar de jugar con toques rápidos, los dirigidos por Ernesto Valverde apostaron por envíos largos desde el fondo, mientras que el Madrid llegaba a los tres cuartos de cancha de forma constante.

Tuvieron que pasar 30 minutos para que el cuadro catalán maniatara el arco defendido por Keylor Navas. Paulinho recibió un servicio de Lionel Messi y por poco inauguró la pizarra. Los de blanco respondieron con un tiro cruzado de Cristiano que se encontró con los pies de un Ter Stegen que se hacía figura.

Sin mostrar su mejor versión, poco a poco el Barcelona comenzó a tomar protagonismo en el encuentro. Paulinho, nuevamente, probó los reflejos de Navas. Minutos después, Karim Benzema estrelló el esférico al segundo poste con un cabezazo.

La primera mitad se despidió con la sensación de que el Madrid tuvo la oportunidad de capitalizar en varias oportunidades, mientras que el cuadro azulgrana fue de menos a más.

Cambio de cara

El cambio de cara se dio en la segunda mitad para la visita, que avisó con un remate de Luis Suárez. Pero el uruguayo tuvo su revancha en la siguiente jugada: en una combinación de primera, recibió un “pase de la muerte” de Sergi Roberto y facturó la primera diana del encuentro al minuto 54.

En un contragolpe, Suárez volvió a encender las alarmas merengues; no obstante, su remate terminó en el lateral de la red. El Madrid estaba desdibujado, confundido e irreconocible.

Daniel Carvajal vio la cartulina roja tras despejar con las manos un remate de Paulinho dentro del área. El árbitro lo expulsó con roja directa, sentenció penal y Messi adelantó la cuenta desde los 12 pasos al minuto 64.

Zidane, en búsqueda de una reacción, le dio movilidad a su banquillo: Nacho Fernández entró por Benzema para cubrir el lugar que dejó Carvajal. Posteriormente, Gareth Bale y Marco Asensio ingresaron por Casemiro y Mateo Kovacic.

El campeón de Europa y del Mundial de Clubes adelantó sus líneas e intentó achicar la diferencia con un par de llegadas, pero Ter Stegen demostró su gran estado de forma para dejar el arco vacío. Pese a los goles recibidos, Navas también se hizo figura.

Solo era cuestión de minutos para que el triunfo blaugrana se terminara de concretar. En el tiempo agregado, Aleix Vidal recibió un pase hacia atrás de Messi, literalmente sin un zapato, y capitalizó la goleada azulgrana.

Los datos

Con este resultado, el conjunto de Valverde quedó campeón de invierno, se atornilla en lo más alto de la tabla de posiciones con 45 puntos y amplía la diferencia a 14 con respecto a su acérrimo rival, que es cuarto con 31 unidades.

80.264 espectadores presenciaron en la “Casa Blanca” la goleada azulgrana. Antes del pitazo inicial, el capitán Sergio Ramos dedicó a los aficionados blancos el trofeo del Mundial de Clubes conquistado en Abu Dabi.

En tres ligas consecutivas, el Barcelona salió victorioso del Santiago Bernabéu por primera vez. Asimismo, Messi superó a Cristiano y se convirtió en el goleador de 2017 con 54 gritos.

Fuente EP Mundo El Nacional