El curioso encuentro de Letizia Ortiz con Leticia Ortiz

Tras la visita de los Reyes a las instalaciones del Centro Nacional Tecnológico y de Seguridad Alimentaria (CNTA), en San Adrián, Felipe VI y Letizia han procedido a fotografiarse con los trabajadores y a firmar en el libro de honor del centro.

Allí, como anécdota, la Reina ha conocido a su tocaya en Navarra. Leticia Ortiz, trabajadora del CNTA, ha podido intercambiar unas palabras con su homónima.

En la placa que han descubierto los Reyes se podía leer: “Sus majestades los Reyes visitaron CNTA, Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria, el 6 de junio de 2017 con motivo de su 25 aniversario como centro tecnológico”. Para finalizar la visita, han compartido un aperitivo con los socios y trabajadores del centro.

Durante la celebración, el consejero de CNTA Jorge Jordana, uno de los artífices de la evolución del centro, ha destacado ante los Reyes la importancia de generar conocimiento para el futuro del sector y ha repasado las dificultades que encontró hace 25 años en su apuesta por la investigación.

Ha valorado que el CNTA fue el primer partenariado público-privado que se puso en marcha y ha destacado que ésta es “la fórmula en la que hoy en día todos confían para impulsar la investigación y sus resultados”.

Por su parte, el director general de CNTA, Héctor Barbarin, ha asegurado que el centro se ha convertido en “un referente para la industria agroalimentaria nacional”, algo que ha atribuido a los valores con los que trabaja el centro, entre ellos, “la vanguardia, la excelencia tecnológica y la orientación a resultados”.

En 2016, el CNTA desarrolló 20 proyectos de captación del conocimiento, 53 proyectos de I+D para empresas, 56.800 informes de servicios tecnológicos para empresas y más de 80 acciones de formación, todo ello para un total de 863 empresas, entre socios y clientes.

El centro tecnológico ha aprovechado la jornada para que dos de sus investigadoras, Inés Echeverría y Raquel Virto, mostraran a través de ejemplos cómo la investigación está alineada con las demandas de la industria y del consumidor.

Concretamente, han mostrado proyectos en los que se trabaja con superalimentos; han explicado cómo la microbiología industrial puede ayudar a valorizar subproductos alimentarios, por ejemplo a transformar desperdicios de la industria en polímeros plásticos, y han mostrado cómo conseguir alimentos más saludables a través de la encapsulación de compuestos bioactivos.

Fuente EP Mundo El Español