El impresionante destino de la casa de Pablo Escobar

a mansión que el fallecido capo colombiano Pablo Escobar tenía en el paradisíaco balneario de Tulum, al sur de Cancún, en México, se transformó en un lujoso resort de 35 habitaciones.

La tarifa para reservar una habitación comienza en $500 y puede llegar hasta los $800 para la suite principal con vista a la playa. También existe la posibilidad de reservar toda la casa para eventos como matrimonios.

La mansión estuvo abandonada por más de 15 años hasta que en el 2003 el coleccionista de arte Lio Lamca la descubrió, la compró y empezó a renovarla.

Hoy es un lujoso hotel “restaurado y decorado con parte de sus fenomenales obras de arte contemporáneo de su colección personal”, se lee en su página web.

Lamca le dijo al portal coolhunting.com, especializado en diseño y estilo, que cuando supo que el gobierno de México había devuelto la propiedad a su dueño original (antes de Escobar) le preguntó a sus abogados si podía adquirirla como su futura casa de vacaciones y así lo hizo años más tarde.

“La compré porque pensé que era del otro mundo. No podía creer que una propiedad como esta todavía existiera y nadie la hubiera comprado”, añadió.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald