El misterio que rodea la desaparición de un barco en Nicaragua

El 29 de junio pasado, un barco pesquero con 13 personas a bordo desapareció en las aguas del Caribe de Nicaragua. Veintidós días después, solo se han hallado partes de la embarcación y no hay rastro de sus ocupantes.

El barco Miss Johana Betsey no solo es buscado por mar, aire y tierra por las Fuerzas Armadas de Nicaragua. Otros cinco países –Costa Rica, Honduras, Panamá, Colombia y hasta Estados Unidos también colaboran en las labores.

Tan intensa ha sido la búsqueda y tan importante para el gobierno de Nicaragua, que hasta la misma vicepresidenta y primera dama Rosario Murillo se apersonó del tema y durante casi 10 días dio declaraciones diarias a la prensa sobre la suerte del barco pesquero.

Sin embargo, como lo reseñan los medios estatales que reproducen las palabras de Murillo y de su esposo y presidente Daniel Ortega, la vicepresidenta solo informó al país de la desaparición del barco langostero Miss Johana Betsey el pasado 4 de julio.

“Estamos desarrollando una gran operación de búsqueda y rescate de los hermanos marineros, creo que son 13 tripulantes, de la embarcación Miss Johana Betsey (…) La Presidencia de la República ha desarrollado comunicaciones con la Presidencia de la hermana república de Honduras, y se ha activado, por decisión de ambos presidentes, el Protocolo de Cooperación para Emergencias, entre las Fuerzas Armadas de Nicaragua y de Honduras”, dijo Murillo dos días después, el 6 de julio.

La vicepresidenta también anunció en ese momento que Costa Rica y Colombia se unirían las labores de rescate. La ayuda de Estados Unidos se formalizó luego y se presta por aire.

Pero el mal tiempo –fuertes lluvias y olas de hasta tres metros, según el gobierno de Nicaragua– complicó las tareas de búsqueda y rescate.

El 10 de julio, Murillo tuvo que salir a desmentir rumores sobre el hallazgo de los supuestos cadáveres de algunos de los tripulantes de la embarcación. Y dos días después, la ministra de la Familia de Nicaragua, Marcia Ramírez, viajó a visitar a los familiares de los desaparecidos y se comprometió a darles apoyo psicológico.

El 14 de julio, 15 días después de que se perdió el contacto con la embarcación, CNN en Español reportó que la Fuerza Naval había encontrado un moño de banda de motor, un aro salvavidas y el bote salvavidas del barco, además de su casco protector.

Costa Rica, Honduras, Panamá, Colombia y hasta EEUU colaboran en las labores de búsqueda del barco

La última vez que el gobierno entregó noticias sobre la suerte de la embarcación y de sus tripulantes fue el pasado 15 de julio.

El Miss Johana Betsey zarpó de Bluefields, municipio en el caribe de Nicaragua, el 27 de junio y tenía previsto regresar el 3 de julio. Llevaba 13 personas a bordo: cuatro tripulantes y nueve marineros. La última vez que se tuvo contacto con el barco gracias a señal satelital fue el 29 de junio, hacia las 11 de la noche.

El gobierno de Nicaragua no ha perdido la esperanza en encontrarlos y les está dando apoyo psicológico a los familiares de los desaparecidos, pero los días siguen pasando y las declaraciones de la vicepresidenta Murillo sobre el misterioso caso del barco pesquero Miss Johana Betsey dejaron de ser frecuentes.

Fuente EP Mundo CNN en Español