El padre biológico de Naiara llega a reclamar justicia

Manuel Briones ha anunciado este miércoles que se querellará contra su exmujer, Mariela Benítez, las sobrinas de su actual pareja, menores de edad, y posiblemente la administración, si se confirman los malos tratos a su hija Naiara, la niña de 8 años asesinada el pasado día 7 de julio en Sabiñánigo (Huesca).

Así lo ha anunciado este miércoles Briones, padre biológico de Naiara que fue presuntamente asesinada por el hermano de su padrastro, en el Juzgado de Instrucción de Jaca (Huesca), acompañado por el abogado que lo representa, Marcos García Montes, hasta donde ha acudido para realizar un poder notarial para personarse como acusación particular y poder regresar a Chile, donde vive actualmente.

“He venido a hacer justicia; no puede ser que se hagan ahora los inocentes”

“He venido a hacer justicia; no puede ser que se hagan ahora los inocentes cuando le habían hecho todo esto a mi hija”, ha anunciado Manuel Briones, basado en las informaciones que ha ido obteniendo a través de internet de madres argentinas (país del que son originarios ambos progenitores) que tenían contacto con su exmujer, Mariela Benítez, y de madres de compañeras del colegio de la niña.

Informaciones que, ha asegurado, confirman que la niña acudía desde los 5 años sola al colegio, “mal alimentada” y con quejas de ser maltratada. Briones ha reprochado a su expareja, con quien asegura que mantenía contacto por wasap y a la que había ofrecido ayuda con su hija, que le haya “mentido hasta el último minuto” tanto por no informarle de la muerte de la niña, de lo que se enteró por internet, de los malos tratos o de que, cuando tenía 5 años, los servicios sociales le habían retirado la custodia y se la había entregado a la madre de su pareja.

Briones ha reprochado a su expareja, a la que había ofrecido ayuda con su hija, que le haya “mentido hasta el último minuto”

También ha negado haber amenazado a Mariela y ha asegurado que no la insultó y le dijo que “la iba a llevar ante la justicia y a llevarla presa por lo que le hizo a mi hija”, a la vez que algunos vecinos de Sabiñánigo le han ofrecido su ayuda para denunciar en el juzgado la situación que vivía Naiara.

Respecto a los malos tratos, el abogado García Montes ha reconocido que se está “abriendo un abanico de posibilidades”, ya que “parece ser que dos sobrinas también la maltrataban” y, dado que son menores, es la Fiscalía de Menores la que tiene que hacerse cargo.

García Montes también cree que hay responsabilidad por parte de la administración, puesto que, como hizo público la propia madre, al parecer sufría acoso escolar y se había puesto en conocimiento de la policía y del colegio y “no activaron el protocolo”.

También reclama por la indiferencia ante el acoso escolar

Es por lo que este miércoles también se han entrevistado con el teniente de alcalde de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de Sabiñánigo, donde vivía la niña con la familia política de su madre, entre ellos Iván Pardo, el tío que sometió a la niña a doce horas de torturas que supuestamente desencadenaron su muerte. Tras este encuentro, Manuel Briones ha visitado la tumba de su hija y mantiene su intención de solicitar la exhumación del cuerpo para trasladarlo a Argentina.

Ver más en:

Fuente EP Mundo 20 Minutos