El Papa Francisco regañó con dureza a la comunidad internacional

El papa Francisco pidió el lunes a los gobiernos que mejoren su recibimiento de los migrantes y detengan las expulsiones colectivas, afirmando que la dignidad y el derecho a la protección superan las preocupaciones de seguridad nacional.

Envió ese mensaje de tono político dentro de unas declaraciones sobre el Día Mundial de los Refugiado de 2018. La Iglesia católica lo celebra 14 de enero.

Europa ha registrado un creciente sentimiento antiinmigrantes tras la llegada de grandes multitudes de personas y varios ataques de extremistas islámicos.

En su mensaje, el papa exigió a los gobiernos que den la bienvenida, protejan, impulsen e integren a los migrantes, afirmando que el mensaje de amor de Jesús se basa en recibir a los “extraños rechazados de cualquier edad”.

También pidió que se aumente y simplifique el proceso para conceder visas humanitarias y temporales y rechazó las expulsiones arbitrarias y colectivas, que tachó de “inapropiadas”.

El principio de garantizar la dignidad de todos, afirmó, “nos obliga a priorizar siempre la seguridad personal sobre la seguridad nacional”.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald