Escándalo, Trump traicionó de frente a su yerno

El presidente Donald Trump y su equipo cercano de asesores, incluso amigos, están convencidos que las investigaciones del fiscal especial Robert Mueller sobre la intervención de Rusia en las elecciones de 2016 van en serio, pero el mandatario y su equipo harán lo posible para que esto no llegue a él directamente.

Por ello, no importará que “caiga” primero quien deba caer, incluyendo a su yerno, Jared Kushner, revelaron fuentes a Vanity Fair, que publicó un reporte completo sobre el tema, tras la detención del exjefe de campaña del mandatario, Paul Manafort.

“Esto es lo que la acusación de Manafort me dice: Mueller va a repasar todos los tratos financieros de Jared Kushner y la Organización Trump”, dijo el ex asesor de campaña de Trump, Sam Nunberg. “Trump tiene un 33 por ciento en Gallup. No puedes ir más abajo. Está jodido”.

Una docena de personas consultadas por la revista de modas y estilo de vida, pero que publica investigaciones sobre personajes políticos de altos vuelos, reconocen que los primeros resultados de Mueller están calando en la Casa Blanca.

Golpe bajo

“Por primera vez desde que comenzó la investigación, la perspectiva de juicio político se está considerando como un resultado realista y no sólo un sueño de fiebre liberal”, expresó una de las fuentes. “Los asesores en el Ala Oeste están nerviosos y hacen lo que sea para no ser atrapados”.

Una persona cercana a Dina Powell y Gary Cohn, asesor financiero de la Administración Trump, dijo que ellos ya están viendo “la puerta de salida”, en caso de que la indagatoria llegue a la Casa Blanca directamente.

El presidente Trump, contrario a lo que dice en público, está preocupado, según dos fuentes, él se ha quejado con los asesores sobre su equipo legal por permitir que Mueller progrese tanto.

En declaraciones a Steve Bannon el martes, Trump culpó a Kushner por su papel en las decisiones, específicamente los despidos de Michael Flynn y James Comey, que llevaron al nombramiento de Mueller, según una fuente.

Por ahora, se puede ver al esposo de Ivanka Trump sentado en las filas traseras de las reuniones de Gabinete, no cerca de su suegro, como hasta hace unas semanas.

Fuente EP Mundo El Diario NY