Esta es la excusa de Londres por la tardanza al identificar a Ignacio

Este miercoles, la familia de Ignacio Echeverría finalmente ha confirmado que el español murió en los atentados de Londres. Echeverría estaba desaparecido desde el sábado, y Scotland Yard ha tardado cuatro días en confirmar su muerte. Una demora que ha causado “perplejidad” en el Ejecutivo y las fuerzas de seguridad españolas. La Policía británica se ha excusado diciendo que identificar a las víctimas de un atentado es un “proceso complejo”.

Este mismo miércoles, el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha hecho un llamamiento para que se tuviera en cuenta la situación de la familia. Lo ha hecho horas antes de que se confirmara la muerte.

“Podemos entender que haya que respetar ciertos protocolos de identificación pero hay que tener en cuenta la situación de la familia, que no está muy lejos de ser inhumana”, ha afirmado desde Moscú el ministro.

Dastis trasladó la “perplejidad” e incomprensión del Gobierno por la tardanza del Reino Unido a la hora de encontrar al español.

También el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, hizo una apelación a que las autoridades británicas pusieran fin a la situación “inhumana” y “desesperante” que estaba sufriendo la familia.

Londres: “Es complejo”

“Identificar un alto número de víctimas mortales en un suceso de gran magnitud es un proceso complejo y que presenta desafíos”, reza un comunicado aclaratorio distribuido a la prensa extranjera por el Ministerio de Exteriores británico, también horas antes de que se confirmara la muerte de Echeverría.

“Identificar a las víctimas con rigurosidad es crucial y se toma todo el cuidado en hacerlo lo más rápido posible y con los más altos estándares, con la debida consideración a las familias y en contacto con el gestor de identificaciones y el juez forense”, señala la nota.

La Met, también conocida como Scotland Yard, dice que trabaja “con las familias de las víctimas para identificar a las personas que murieron en el atentado del sábado tan pronto como sea posible”. “Se han asignado agentes de enlace a todas las familias en las que sospechamos que puede haber algún muerto”, añade.

Fuentes policiales consultadas por Efe mostraron su asombro por que la familia de Echeverría siguiera, en la mañana de este miércoles, sin recibir ninguna información y de que las autoridades británicas se hubieran limitado a pedirles “24 o 48 horas” más de plazo para ofrecerles información.

“No se puede tener a una familia esperando un milagro. Es vejatorio”, afirmó a Efe un policía que considera que el protocolo británico deja “en muy mal lugar” al Reino Unido después de un atentado dramático, pero cuya complejidad no es equiparable a la de otros perpetrados en otros países, incluida España, o a los de accidentes aéreos.

El reconocimiento visual, clave

Los protocolos, explica a Efe un guardia civil, tienen que existir pero tienen que generar el “mínimo sufrimiento” a las familias y más cuando, como en este caso, se trata de identificar un cuerpo entre pocos cadáveres.

El reconocimiento visual es la clave, apuntan los investigadores consultados, ya que en España lo primero que se hubiera hecho en un caso parecido habría sido permitir a algún familiar reconocer el cuerpo.

Una vez se hace esta identificación no oficial, el resultado del cotejo de huellas y el ADN verifican con totales garantías la identidad de un fallecido, explica a Efe un policía que recuerda que en el caso de Ignacio Echeverría existen además testimonios de testigos que han podido dar detalles del lugar o de su vestimenta.

Sin embargo, Reino Unido cuenta con un protocolo inverso, ya que el último paso es la identificación por parte de los familiares antes del cotejo de huellas y ADN. También ha hablado de este tema la portavoz de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, Dolores Delgado, quien ha dicho desconocer los motivos por los que las autoridades británicas no han informado aún de la situación de Echeverría y ha recordado que, tras un atentado, un pilar fundamental de la actuación es el cuidado de las víctimas.

Fuente EP Mundo 20 Minutos