Esta teoría destruye todo el argumento de ‘Buscando a Nemo’

Nadie puede poner en duda que Buscando a Nemo es uno de las mejore obras de Disney. La cinta estrenada en 2003 tiene todos los ingredientes para encantar a grandes y chicos. Numerosos premios, entre los que cuentan un Oscar, lo confirman. Pero, sobre todo, el hecho de estar tan presente en la cultura pop.

Sin embargo, una reciente teoría comprobaría que nos regalaron todo eso basados en gran error.

Según una teoría compartida por la BBC, un estudio presentado recientemente en un simposio en Reino Unido los peces payaso (Nemo y su papá Malin) tienen una particularidad que no habrían hecho posible la trama.

En realidad, el esperado encuentro entre padre e hijo -que es la base de la historia- no habría sido posible, ya que para el momento en el que finalmente se unen en la playa cercana a P. Sherman, calle Wallaby Way 42, Sydney, Marlin no sería su padre, sino su madre.

La impactante verdad

¿Cómo es esto posible? En la realidad, en dicha especie, por algún motivo, cuando desaparece la hembra los  machos sufren una transformación hormonal que los convierte en las hembras. Sí, con capacidad reproductora.

En los peces payaso o anémona, el individuo dominante y de mayor tamaño es la hembra, que se encarga de proteger a los huevos de las amenazas externas. Tal como se ve al inicio, la madre de Nemo muere tras un ataque de una barracuda.

Suzanne Mills, bióloga del Centro de Investigaciones Insulares y Observatorio del Medio Ambiente en Francia, y coautora del citado estudio contó a BBC: “al regresar, Nemo se habría encontrado con su madre porque al cabo de unas tres semanas, el padre habría atravesado numerosos cambios hormonales que lo habrían convertido en hembra”.

Por si no fue suficiente derribar todo lo que creías de la película, los expertos agregan en el informe otro detalle:

El individuo joven que queda en la anémona (en este caso sería Nemo) se convierte en la pareja con el que la flamante hembra -pasaría a ser Marlin- puede poner huevos. ¿Tal vez prefieres seguir viviendo en el mundo mágico de Disney? ¡Seguro que sí!

Fuente EP Mundo E! Online