Este estado ayudará a inmigrantes a obtener la licencia de conducir

Kansas lanzará este mes un proyecto para ayudar a los inmigrantes a obtener licencias de conducir, ofreciéndoles traductores gratuitos cuando acuden a realizar sus exámenes.

El proyecto se realizará a partir del 21 de junio en Garden City, donde abundan las empacadoras de carne, que emplean a muchos inmigrantes.

Las empacadoras -las plantas que dan más empleo en el oeste de Kansas- han atraído a una población diversa a la región, pero el estado solo ofrece exámenes en inglés o español. El proyecto piloto en Garden City que iniciará el 21 de junio no le costará al estado porque los traductores serán voluntarios.

“Esta asociación ofrece a los inmigrantes y refugiados más que solo la capacidad de conducir”, dijo Benjamin Anderson, creador de la idea. “Esto representa independencia y para muchos de ellos, un sentido de identidad, de pertenecer. Desde un punto de vista práctico, este plan resultará en conductores más seguros, un entorno más seguro porque la gente tendrá permiso de conducir”.

El acuerdo de Anderson con las autoridades de licencias de Kansas proveerá traductores voluntarios en al menos siete idiomas: somalí, árabe, sudanés, suajili, filipino (dialecto tagalog), y etíope. Los voluntarios ayudarán a las personas a tomar los exámenes escritos y en la prueba detrás del volante en Garden City.

La ley estatal pide que las personas que solicitan una licencia de conducir deben tener permiso de residencia, y ofrecer apoyo con los idiomas no cambiará ese requerimiento.

“Lo que se busca en Kansas es tener en el camino tantos conductores seguros como sea posible”, dijo Breana Berroth, responsable del área de licencias de conducir en el Departamento de Ingresos de Kansas.

El hospital del condado Kearney está trabajando con Tyson Foods para ayudar a encontrar voluntarios para el programa. El hospital también está sacando ventaja de su relación con las comunidades locales de inmigrantes.

Uno de los voluntarios es Mursal Naleye, un somalí que trabaja como traductor en la planta de Tyson Foods. Naleye tiene licencia de conducir desde hace siete años y a menudo lleva a otros. “Sé que varios quieren obtener su licencia, pero tienen problemas con el idioma”, dijo.

Ifrah Ahmed, quien llegó a Kansas en 2012 desde Kenia, dijo que se han producido muchos accidentes en Garden City con inmigrantes que no entienden las reglas del tráfico, y por eso decidió ser traductora voluntaria.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald