Experimenta con marihuana en un laboratorio y muere

La Policía Nacional esclareció el fallecimiento de un hombre de 36 años que murió en La Arrixaca, a causa de una parada cardiorespiratoria, motivada por las lesiones y quemaduras producidas por la deflagración de una sustancia inflamable.

Las primeras pesquisa policiales, así como las declaraciones de actuantes y testigos en los hechos, hicieron presuponer la existencia de un laboratorio casero, donde se llevaría a cabo la práctica de la obtención de la sustancia estupefaciente denominada aceite de marihuana.

La técnica llevada a cabo derivó en una detonación y posterior deflagración por la manipulación imprudente del gas, realizada en una de las habitaciones de una vivienda semiabandonada de la pedanía El Palmar.

El fallecido estaría intentando transformar marihuana en resina de hachís, “un proceso peligroso dada la volatilidad de los inflamables empleados”, según fuentes de la Policía Nacional.

Esta práctica casera y novedosa, consistiría en pasar el gas butano a través de un recipiente metálico, o cualquier bote elegido con sustancia estupefaciente, en este caso marihuana, arrastrando el gas, a su paso por el recipiente, la esencia o aceite de marihuana.

Este aceite o resina es muy cotizado ya que el consumidor de esta sustancia experimenta, al parecer, sensaciones que superan entre 5 y 7 veces los efectos producidos por un solo cigarrillo de marihuana”, afirman las mismas fuentes.

La Policía Nacional quiere advertir de la alta peligrosidad que supone para quien realiza este tipo de proceso casero, dado el poder de inflamación/detonación que el gas butano posee.

La investigación policial fue llevada a cabo por los Agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policial Nacional de la Región de Murcia.

Fuente EP Mundo La Verdad