Extraditan a ex viceministro por asesinato de jesuita español

El coronel salvadoreño Inocente Orlando Montano, ex viceministro de Defensa de su país, ha llegado esta mañana al aeropuerto madrileño de Barajas procedente de Atlanta. Su llegada materializa la entrega del militar por la justicia de Estados Unidos a la española, que lo acusa del asesinato del padre jesuita Ignacio Ellacuría, ocurrido el 16 de noviembre de 1989 en la Universidad Centroamericana de San Salvador. También se le imputan las muertes de otros cuatro jesuitas acribillados a balazos en aquella matanza. El procedimiento contra Montano está abierto en la Audiencia Nacional.

El coronel Orlando se encontraba residiendo en Estados Unidos cuando el titular del juzgado central de instrucción número 6, Eloy Velasco, admitió a trámite la querella presentada en 2008 por la Asociación Española pro Derechos Humanos y el Grupo Guernica. En 2011 emitió una orden internacional de detención contra todos los responsables de la conspiración que culminó con el asesinato de: Ignacio Ellacuría, Ignacio Martín Baró, Segundo Montes, Juan Ramón Moreno, Amado López, y Joaquín López y López, de su empleada Julia Elba, y de la hija de ésta de 15 años de edad, Celina Ramos.

Inocente Orlando Montano ha sido extraditado por Estados Unidos tras una batalla legal de más de nueve años

La masacre saltó entonces al primer plano de la opinión pública internacional y dio la auténtica medida de la guerra civil en que estaba sumido entonces El Salvador y de hasta qué punto el papel incómodo del padre Ellacuría que reclamaba la paz y la justicia social a ambas partes resultó mortal para él y para quienes eran sus estrechos colaboradores. Ellacuría era uno de los máximos representantes de una corriente en la Iglesia católica denominada teología de la liberación.

Tras un largo litigio con los abogados del coronel Montano en Estados Unidos, finalmente el Tribunal Supremo de Estados Unidos accedió entregar al militar a España. Se da la circunstancia de que Montano ya ha sido condenado en por la justicia estadounidense por un delito de fraude inmigratorio.

Mañana se celebrará una vistilla en la Audiencia Nacional donde previsiblemente se estudiarán y decidirán las posibles medidas cautelares contra Montano, para el que las acusaciones piden prisión incondicional.

Fuente EP Mundo La Vanguardia