Fallece mujer tras someterse a una cirugía plástica en Miami

Lattia Baumeister, residente en Rock Island (Illinois), murió este jueves después de que se le practicara un tratamiento estético en el centro Seduction by Jardon’s Medical Center y tuviese que ser ingresada de urgencia en el Kendall Regional Medical Center.

Se desconoce todavía las causas de su fallecimiento, quién fue el médico que la operó y qué tipo de cirugía plástica le fue practicada.

Se trata del tercer caso, al menos, de una mujer residente en otro estado que fallece tras someterse a una cirugía plática en el sur de Florida.
En mayo pasado, Heather Meadows, residente en West Virginia, murió de un paro cardíaco después de que se le practicara un tratamiento estético en la clínica Encore Plastic Surgery de Hialeah.

Y en marzo, Ranika Hall, de 25 años y natural de Kansas City, murió tras someterse también en un centro de estética de Hialeah a la operación denominada “brazilian butt lift”, que consiste en la liposucción de grasa de una parte del paciente para inyectarlos en los glúteos y aumentar su tamaño, una de las operaciones más solicitadas en este tipo de clínicas.

En 2011, en una caso que ocupó las portadas de los medios locales, la Policía de Miami detuvo a una persona que inyectó cemento, cola de contacto, aceite y otras sustancias en las nalgas de una mujer que pretendía someterse a una operación de cirugía estética para mejorar su figura.
Ron Oneal Morris, conocida como “Doctor Cemento”, una falsa cirujana estética de Florida, fue condenada a un año de cárcel, tras declararse culpable de practicar la medicina sin licencia.

Morris había sido acusada de inyectar pegamento y sellador de llantas Fix-a-Flat en los glúteos de una mujer en varias sesiones de cirugía estética para ayudarla a recuperar su figura.

Fuente EP Mundo Miami Diario