Fotógrafo fisgón graba desnudas a 142 modelos sin que lo vean

La Fiscalía de Navarra ha solicitado 409 años y 6 meses de prisión para el director de una agencia de modelos de Pamplona que grabó a decenas de chicas desnudas sin su consentimiento. En cualquier caso, la ley marca que no podrá pasar más de 12 años en prisión al margen de la pena final que se le imponga.

El hombre, de 32 años, contactaba con numerosas jóvenes interesadas en trabajar como modelos y, tras concertar una cita con ellas, les cogía los datos personas, incluida su edad, y les sacaba fotografías vestidas con una pizarra con su nombre.

A continuación, el acusado les pedía que se pusieran ropa de baño y abandonaba la habitación. Sin embargo, según recoge la Fiscalía en su escrito de acusación, “con el ánimo de obtener imágenes y vídeos de las jóvenes desnudas dejaba la cámara sobre un trípode, enfocando a las chica y grabándolas mientras se cambiaban de ropa, sin que ellas tuvieran conocimiento ni lo hubieran consentido”

Este procedimiento se repetía mientras las mujeres, algunas de ellas menores de edad, volvían a cambiarse de ropa, dejando la ropa de baño y poniéndose la suya propia.

El sistema lo repitió a los largo de los años 2013 a 2015. “Lo hizo sin el consentimiento de las afectadas y para vulnerar su intimidad y consiguió grabaciones y fotografías de 142 mujeres, 13 de las cuales no han querido denunciar los hechos posteriormente.

Deberá indemnizar a cada una de ellas con cantidades que oscilan entre los 2.000 y los 3.000 euros (más de 325.000 euros), además de asumir el pago de multas que superan los 25.000 euros.

A dos menores consiguió convencerles para fotografiarlas desnudas con la excusa de que se de esa manera podría enseñarlas en otras agencias y que después las borraría, algo que nunca hizo.

Una vez investigada la situación, la policía entró en la sede de la agencia en febrero del año 2015, así como en los domicilios del acusado, donde encontraron numerosos CDs y DVDs, además de un disco duro y pendrives donde se encontraron muchas de las imágenes y grabaciones efectuadas por el acusado.

No consta que todas estas grabaciones ilegales se hayan difundido a terceros o por Internet.

El escrito de la Fiscalía de Navarra recoge con detalle un listado de 129 chicas con la fecha exacta en las que fueron grabadas y fotografiadas sin autorización. Todas ellas han interpuesto denuncia, en el caso de las menores de edad a través de sus representantes legales.

Para la Fiscalía, el acusado ha cometido 129 delitos contra la intimidad y revelación de secretos, así como dos delitos de corrupción de menores.

Junto a la pena de prisión, el ministerio fiscal también solicita que no pueda ejercer ninguna profesión relacionada con las agencias de modelos o de publicidad durante 10 años, que se mantenga al salir de la cárcel en libertad vigilada durante 5 años y que no pueda comunicarse ni aproximarse a las víctimas a menos de 50 metros durante un plazo de 7 años.

“ADICCIÓN POR EL SEXO”

El pamplonés reconoció durante la investigación del caso que en el momento de los hechos sufría una adicción por el sexo lo que le llevó, según ha declarado, a grabar a las jóvenes mientras se cambiaban de ropa sin su consentimiento.

El hombre tuvo que cerrar la agencia de modelos y comenzó un tratamiento en una clínica. Aunque en un primer momento negó los hechos y llegó a citar a las jóvenes en la agencia para darles explicaciones, finalmente tuvo que confesar lo ocurrido.

Reconoció haber grabado a las jóvenes, que la primera vez fue algo accidental, pero que después comenzó a hacerlo de manera continua y que nunca compartió los vídeos ni las grabaciones con nadie.

Fuente EP Mundo El Español