Cargando...

Fuerza Aérea es responsable de la desgracia en Texas ¿Por qué?

Una desalentadora noticia se conoció el día de hoy sobre la masacre perpetuada ayer en una iglesia Baptista en Texas. Se pudo establecer que el autor de la masacre no debería haber sido capaz de comprar legalmente un arma de fuego, pero aún así lo logró.

El problema radicó en que la Fuerza Aérea no registró a Devin Patrick Kelley, un ex miembro de la Fuerza Aérea de EEUU como agresor convicto de violencia doméstica, lo cual automáticamente le hubiera bloqueado el acceso a comprar armas de forma legal, confirmó hoy el ejército.

“Las informaciones preliminares muestran que el delito de violencia doméstica de Kelley no fue inscrito en el registro del Centro nacional de información criminal (NCIC)”, reconoció Ann Stefanek, portavoz de la Fuerza.

Stefanek precisó que se inició una investigación para comprobar si otras condenas pudieron eludir el sistema de inscripción en el registro de criminales.

Este lunes se supo que Kelley había sido dado de baja del cuerpo militar y condenado a una pena de 12 meses de cárcel tiempo antes de la masacre.

El asesino trabajó en el departamento de logística en la Base Aérea Holloman en Nuevo México, desde 2010 hasta que fue destituido en 2014.

En ese puesto estuvo a cargo del transporte de pasajeros y carga en la base militar.

Hoy en medio del luto nacional, críticos de la falta de regulación a la venta de armas en EEUU están culpando a la Fuerza Aerea por no haber reportado a Kelly en la base de datos. De haberlo hecho dicen, posiblemente se hubiera evitado la muerte de 26 personas inocentes en la iglesia de Sutherland Springs, Texas.

Dentro de la Ford Expedition propiedad del asesino se encontró una Glock y una pistola Ruger, al igual que un rifle Ruger AR-556 que la policía recuperó en la iglesia donde ocurrió la masacre.

Detalles del asesino

Kelley de 26 años, era oriundo de New Braunfels, Texas. En 2012 fue condenado en consejo de guerra por dos cargos de asalto doméstico en contra su esposa e hijastro, señaló la Fuerza Aérea.

Un coronel retirado de la Fuerza Aérea, que supervisó a los fiscales cuando Kelley fue juzgado dijo a NBC News que el oficial fue en ese entonces declarado culpable de fracturar el cráneo de su hijastro bebé y agredir a su primera esposa, Tessa.

La Fuerza Aérea anunció que examinará las bases de datos de la Fuerza Aérea para asegurarse de que los registros en otros casos se han registrado correctamente y ha pedido al Pentágono para revisar los registros y procedimientos de todo el Departamento de Defensa.

Fuente EP Mundo El Diario NY
Cargando...
Cargando...