Gobernador rojito admite corrupción en su estado

El gobernador del Táchira, José Vielma Mora, reconoció que hay corrupción en el despacho y venta de combustible en las estaciones de servicio.

A comienzos de semana a causa de las largas colas para comprar carburante que se extienden desde la semana pasada, Vielma Mora dijo que hizo un recorrido por las estaciones de servicio observó la irregularidad a propósito de la señal que advierte en las gasolineras, el último carro en cola que podrá abastecer combustible.

“Dígame cuando le ponen el conito al último carro. Le ponen un carro arriba del carro para decir que es el último. Le pregunté a Carlos Romero (director de Política) por qué hay carros detrás del cono y dijo ‘porque esos cobran’. Los bomberos les cobran 10.000 bolívares. Dejen la corrupción, compadre. Ustedes se prestan a la corrupción y le hacen un daño a la revolución porque usted es un empleado de PDVSA. Deje la corrupción, deje el ladronismo, hasta cuándo”, señaló Vielma al tiempo que propuso nuevamente el aumento del precio del litro de gasolina.

“Quién tiene carro aquí? La gente de dinero, la clase media a la que hemos ayudado”, agregó.

Este miércoles, las filas para el combustible disminuyeron considerablemente tanto en las gasolineras en las que se expende gasolina a precio regulado como en las que se vende el litro a 350 bolívares.

Desde el lunes de la semana pasada, las largas filas para comprar gasolina fueron la constante en todos los municipios del Táchira.

Vielma Mora indicó que en las últimas horas tuvo una reunión con funcionarios ministeriales para precisar el despacho de carburante al Táchira.

“Ayer Tuvimos una reunión con el ministro de Energía y Petróleo para evaluar la entrega más rápida de vehículos y gandolas con combustible y gas licuado para abastecer la demanda en todo el Táchira”, dijo Vielma quien agregó que actualmente el Táchira es abastecido con 70 cisternas diarias de carburante y estiman incrementar el número a 95

El gas doméstico

Respecto del suministro y despacho de gas doméstico en Táchira indicó que estiman que debe haber un abastecimiento continuo por 40 días con 20 cisternas diarias para atender la demanda.

Desde comienzos de año, las protestas por la precariedad del servicio son diarias en Táchira. Incluso las personas se agrupan con sus cilindros a las puertas de los galpones de despacho para tratar de comprar una bombona.

“El Gobierno Nacional y Regional pese a todos los conflictos presentados, siempre ha actuado en forma pacifica, con tolerancia y respecto a los derechos humanos, pero coartar el derecho al suministro de agua, alimentación y combustible a la población no es sinónimo de paz  ni de convivencia”, señaló Vielma al responsabilizar a la oposición por las protestas, bloqueos y retrasos en la llegada de gas doméstico y gasolina, entre otros.

Fuente EP Mundo El Nacional