Hallan el cadáver enterrado y mutilado de su pariente en Santa Teresa

Cuarenta y ocho horas transcurrieron para que los parientes de Yorman Eduardo Rojas Martínez, de 19 años de edad, localizaran su cadáver enterrado, tiroteado y mutilado en una zona boscosa de las parcelas de El Inavi en Santa Teresa del Tuy, municipio Independencia.

Rojas Martínez salió el lunes 10 de julio a las 10 de la mañana a cortar unos palos para culminar un rancho que levantaba al lado de la casa de su abuela materna, con quien residía en el sector La Fundación de Inavi. “Él quería más privacidad y por ello aspiraba a mudarse”, contaron los deudos.

A los pocos minutos de la salida del joven se escucharon varias detonaciones, pero sus parientes le restaron importancia, “ya que él no tenía enemigos”. Con el paso de las horas y al ver que no regresaba, se preocuparon y emprendieron su búsqueda. La angustia familiar aumentó cuando unos vecinos les informaron que habían observado a unos 15 hombres ocultando un cadáver en una zona boscosa.

Amigos de Yorman Eduardo e integrantes de una iglesia cristiana, a la que acuden algunos de sus parientes, se sumaron a las labores de rastreo, y en horas de la mañana del miércoles 12 de julio uno de los hermanos de Rojas notó un pedazo del terreno removido, cubierto con escombros, por lo que comenzó a excavar.

Los restos del muchacho estaban debajo de la tierra. Sus brazos y piernas mutilados, tapados con cal, al igual que el tronco. “Estaba bien escondido, pero el Señor nos guió hasta él”, acotaron los familiares.

Funcionarios del Eje contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) se presentaron al sito del suceso. Andan tras la pista de los criminales.

Fuente EP Mundo El Pitazo