Hallazgo sangriento en el caso de la española desaparecida en México

Manchas de sangre en el maletero y un marido que trabajaba en la seguridad del estado de Tamaulipas. EL MUNDO puede adelantar que el descubrimiento de manchas de sangre, tras realizar test de luminol en el maletero del coche del que descendieron hipotéticamente a Pilar Garrido, la española desaparecida en México desde el pasado 2 de julio, ha dado un giro brusco en las investigaciones de las autoridades mexicanas que llevan con sigilo el hasta ahora oficialmente caso de persona no localizada.

Fuentes de la investigación adelantan a este periódico que los test realizados han detectado manchas hemáticas en el vehículo del que según el marido de la víctima fue secuestrada Pilar por tres hombres armados.

Además, este periódico ha podido confirmar que Jorge Fernández González,nombre del mexicano marido de Pilar, es una persona que ha trabajado en el C-4 de Tamaulipas. Los C-4 son los centros de vigilancia pública estatal desde los que se dirige buena parte de las tareas de seguridad. Jorge al menos ha formado parte de este clave organismo de seguridad.

Ante todo este panorama, las autoridades han tomado declaración al esposo, que está vinculado al proceso en calidad de denunciante, pero todas las posibilidades siguen abiertas.

Para los investigadores resulta raro que no haya habido petición de rescate en lo que aparenta ser un caso de secuestro y que un hombre relacionado con las fuerzas de seguridad tardara dos días en denunciar el secuestro de su mujer.

Pilar no tiene familia en México, pero algunos conocidos de ella, según adelantan fuentes de las investigación, han hecho declaraciones a las autoridades pidiendo que se investigue al esposo.

Los agentes por su parte están haciendo un exhaustivo análisis de las redes sociales de la víctima y de su entorno, así como han pedido apoyo a la Embajada Española datos para conocer más de la vida personal de Pilar.

Reconstrucción del testimonio del esposo

Por último, en un caso que lleva de cabeza a los investigadores, se está reconstruyendo la declaración del esposo para corroborar la veracidad de lo declarado y se han hecho diversos e importantes operativos de seguridad, en los que han participado agentes estatales y federales, así como marines y soldados, en la carretera que comunica Soto la Marina con Ciudad Victoria.

Pilar Garrido sigue desaparecida en uno de los estados más violentos de México, Tamaulipas, en el que hay más de 5000 personas desaparecidas.

Fuente EP Mundo El Mundo