Incomunican a Wuilly Arteaga

A más de 48 horas después de su arresto arbitrario por parte de la Guardia Nacional Bolivariana en la Avenida Libertador en Caracas, Wuilly Arteaga se encuentra totalmente incomunicado.

El violinista-libertario como lo ha bautizado la mayoría de los venezolanos por protestar a través de la música contra el régimen dictatorial de Nicolás Maduro, lo mantiene detenido en el Destacamento 433 de la GNB en El Paraíso.

Alfredo Romero del Foro Penal Venezolano ayer noche informó a su salida de ese Destacamento que acababa de hablar con el Comandante Encargado de esa unidad militar y que éste le había informado que a Wuilly Arteaga lo habían “efectivamente” trasladado al Palacio de Justicia en horas de la mañana y que lo habían llevado a tribunales, sin embargo, Romero desconoce en qué momento eso pudo haber ocurrido, porque incluso ni siquiera a los funcionarios de guardia de la Fiscalía General de la República nunca les informaron.

Lo grave de todo esto es que este Comandante Encargado expresó que Wuilly “había sido presentado a tribunales” el día de ayer, sin que sus abogados hubiesen estado presentes, además que el caso de Wuilly nunca fue distribuido oficialmente, por lo tanto, al decir, que Wuilly había sido presentado es algo que hicieron a escondidas. A todo evento, el oficial militar aseguró que la audiencia de Wuilly fue “supuestamente” diferida para el día de hoy domingo 30 de Julio.

La información extraoficial que le suministró uno de los alguaciles de los tribunales al Director Ejecutivo del Foro Penal es que Wuilly supuestamente es requerido por otro tribunal, lo que quiere decir que, si es así, Wuilly tendría una investigación abierta en otro tribunal, lo cual es además de absurdo, es algo bastante oscuro, bastante extraño.

A pesar que Alfredo Romero se trasladará a los tribunales a primera hora de la mañana, él duda que lo presenten hoy a los juzgados, primero porque está todo el tema de la Constituyente donde estarán todos los guardias de ese y otros destacamentos todos ocupados y además porque es domingo. Según este Comandante Encargado del Destacamento 433 les dijo que sí, que lo trasladarían hoy, sin embargo, Romero lo duda.

El Destacamento 433 de la GNB le ha negado a los abogados y familiares de Wuilly verlo. La única oportunidad que tuvo Romero de hablar con el músico venezolano fue cuando éste fue trasladado al CICPC, pues de lo contrario Wuilly ha permanecido totalmente aislado de sus asesores legales, contraviniendo las leyes venezolanas e internacionales sobre la materia.

Sobre el mismo caso, el Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Arcadia, Robert Carmona-Borjas, denunció una serie de irregularidades que se están cometiendo en el caso de Wuilly Arteaga. Primero a Wuilly lo sacan del Destacamento 433 de la GNB en un vehículo no oficial, en un vehículo particular. Lo llevan a los tribunales y no lo registran, por ello no publicaron su llegada. Dicen que sí llegó, pero no es cierto porque sus abogados se encontraban ahí y no les dieron información, no sólo a ellos, sino incluso no le dieron información a la Fiscal del Ministerio Público que se encontraba allí de guardia. Cabe destacar que la Fiscalía General de la República es un Poder del Estado que se ha enfrentado al régimen de Nicolás Maduro y lo ha señalado de haber abandonado la legalidad.

Lo cierto es que Wuilly nunca llegó a tribunales y si llegó, fue por caminos paralelos que ni siquiera la Fiscalía, que es el órgano que recibe a los detenidos, lo tiene registrado al efecto.

En el supuesto negado que hubiese sido presentado como dice el oficial militar encargado del Destacamento 433, esa presentación fue a oscuras e ilegal.

Carmona-Borjas también indicó que tenía conocimiento que se estaban creando unas instancias de fiscales paralelos que no se someten a la autoridad máxima del Ministerio Público y que obedecen a las directrices impartidas desde el Ejecutivo. El hecho que se diga que Wuilly supuestamente está siendo requerido por otro tribunal, en su criterio, no es más que una burda maniobra del gobierno venezolano de garantizar que un juez lacayo del régimen pueda abocarse a conocer del caso de Wuilly sin que éste pase por la distribución de los expedientes como lo establece el reglamento del Poder Judicial.

Por su parte, Alfredo Romero informó que se había comunicado con la Dirección de Derechos Fundamentales para hacer de su conocimiento que Wuilly nunca había llegado a los tribunales, y además, que cuando el equipo del Foro Penal intentó interponer un recurso de Habeas Corpus, sorpresivamente todos los tribunales estaban cerrados.

Fuente EP Mundo La Patilla