Juan Carlos, el héroe que salvó a un niño pero no vivió para contarlo

A quienes conocían a Juan Carlos Rebollar, el vecino de Leioa de 52 años fallecido el sábado cuando rescataba a un niño en la playa de Buelna, en Llanes, todavía les cuesta encajar lo ocurrido.

«Una persona atlética, que sabía nadar de sobra», razonan, aunque todos coincidan en que poco se puede hacer «ante la fuerza de un mar embravecido y con mucha resaca».

Las reacciones en Colombres, capital del concejo ribadedense, a 160 kilómetros de Leioa, donde veraneaba el matrimonio desde hace 20 años, hilvanan un relato desgarrador, el de un héroe responsable vencido por la fatalidad.

Amparo, amiga de la pareja, habló con Edurne, la mujer de la víctima, poco después del accidente. «Fue una auténtica pena porque se estaban dando el último baño. Su hijo Oier, que tiene su cuadrilla aquí, en Colombres quería venirse a la piscina», subraya. Fue entonces cuando saltó la alarma entre los que estaban en la cala de Buelna, un arenal sin socorristas a 5 kilómetros de Colombres. Aunque había bandera roja y estaba prohibido el baño, había varios jóvenes en peligro junto a las rocas.

«El se tiró al agua y salvó a un niño, pero luego no le veían».

En un primer momento nadie se percató. Según Amparo, el propio hijo del fallecido fue el que sospechó que algo iba mal y fue corriendo donde su madre. «Aita se está ahogando», le gritó, «pero ella parecía tranquila porque le veía cerca de las rocas». Hasta que llegó «una ola grande y desapareció».

Poco después su cuerpo aparecía flotando en el agua, ya sin vida, y lo rescató un helicóptero el Grupo de Rescate de Bomberos del SEPA.

Fuente EP Mundo La Verdad