Kanye West tuvo una “seria conversación” con el novio de Kylie Jenner

Aunque todavía no haya habido confirmación oficial, el embarazo de Kylie Jenner se considera ya un hecho, en parte debido a que la joven celebridad ha renunciado por completo a su generalmente activa vida social y apenas ha compartido imágenes en sus redes sociales –ninguna actual en la que aparezca de cuerpo entero– durante los últimos meses.

La llegada de un nuevo miembro al mediático clan ha sido recibida con mucha alegría, pero también con una cierta comprensible preocupación entre sus familiares, debido a la brevedad de su noviazgo con el padre de su futuro retoño, el rapero Travis Scott. En respuesta, Kanye West -cuñado de Kylie- ha decidido tomar cartas en el asunto y aprovechar estas fiestas para hablar seriamente con él.

“Kanye mantuvo una charla muy seria de hombre a hombre con Travis acerca de convertirse en padre esta semana, en la fiesta de Navidad. Se trató de una charla muy emotiva, durante la que Kanye le explicó lo maravilloso que resulta convertirse en padre por primera vez, y cómo su vida al completo está a punto de cambiar para mejor. Se trató de un momento muy bonito entre los dos, pero Kanye también quería dejarle un par de puntos muy claro al joven rapero“, asegura una fuente al portal Hollywood Life.

Al parecer, el marido de Kim Kardashian consideraría que, pese a sus buenas intenciones, el novio de su joven cuñada aún no muestra los niveles de madurez suficiente para convertirse en un hombre de familia, una situación que espera que rectifique antes de la llegada al mundo de su retoño.

“Kanye le dejó muy claro que tendría que mantenerse a la altura de la situación. Es muy protector con toda la familia, y quería que Travis supiera que lo mejor será que no decepcione a Kylie una vez llegue el bebé, porque él estará vigilando atentamente“, añade.

Antes de comenzar su relación con Kim Kardashian en 2012, el famoso rapero ya mantenía una relación de amistad con la estrella televisiva y su familia, por lo que ha tenido la oportunidad de ver crecer tanto a Kylie como Kendall Jenner, las hermanastras menores de su mujer, lo cual explica en gran parte su preocupación por el bienestar emocional de la primera de cara a su debut en la maternidad.

Fuente EP Mundo El Diario de New York