Cargando...

La palabra que está prohibido decirle a Melania Trump

El pasado de la Primera Dama está siendo protegido y quien pretenda abrirlo podría llevarse una desagradable sorpresa legal.

En agosto de 2016, Nataša Pirc Musar tuvo la primera de muchas conversaciones por teléfono con Melania Trump sobre su pasado.

“Melania y yo tuvimos una conversación”, dijo Pirc Musar a The Daily Beast. “Le informé sobre lo que estaba pasando”, en relación a que publicaciones de Eslovenia había hecho historias de la exmodelo.

La abogada le contó al portal que la Primera Dama buscaba asegurarse que no se le llamara “prostituta”.

“Ella me dijo que que no quería demandar a nadie, que ella no estaba haciendo esto (la amenaza) por dinero, ella obviamente no lo necesita… Ella sólo quiso decirme sobre los límites de lo que estaba permitido y lo que no”, contó.

En ese entonces, la ahora Primera Dama la contrató como abogada en Slovenia, debido a que una revista llamada Suzy había publicado artículos de celebridades de los años noventa y su pasado e hizo referencia a que Melania trabajó en la agencia de modelos de Paolo Zampolli en Nueva York, la cual “operaba como una agencia de prostitutas para clientes millonarios”. Por supuesto, vino una demanda.

Esa no fue la primera historia al respecto, ya que en abril de este año, ya como Primera Dama, Melania le demandó a Daily Mail por llamarla “prostituta”. Logró un acuerdo por $2.9 millones de dólares y una disculpa pública del diario.

“Como mujer yo la entiendo, entiendo como ser humano… ¡andar diciéndole esas sucias palabra acerca de una dama!”, expresó la abogada.

Fuente EP Mundo La Opinión
Cargando...
Cargando...