La polémica solución para frenar la ola migratoria a Europa

Cientos de miles de refugiados y migrantes africanos intentan llegar cada año a Europa. La mayoría se juega la vida y la de sus hijos en travesías marítimas en gomones sin capacidad para navegar en aguas abiertas.

La desesperación que los lleva a hacer eso no se debe, según discurren en Copenhague, a que huyan de las guerras o el terrorismo (el 80% según los informes) o de la miseria (el resto). El gobierno danés ha encontrado la causa: en África vive mucha gente. Y la solución: enviarles preservativos para que tengan menos hijos y así “limitar la presión migratoria sobre Europa”.

Dinamarca planea enviar productos contraceptivos a África por valor de 15 millones de dólares

Dinamarca se unió a una iniciativa lanzada en febrero por Bélgica, Canadá y Holanda que pretendía recaudar fondos para proyectos de planificación familiar en países pobres.

La iniciativa se tomó cuando Estados Unidos, tras la investidura de Donald Trump, anunció que no pondría ni un centavo más para el fondo de Naciones Unidas que financiaba proyectos de planificación familiar.

Bélgica, Canadá y Holanda lo hacían de forma altruista y para favorecer el principal objetivo de las políticas de planificación familiar, la salud de las mujeres. Pero Dinamarca cree que esas políticas de planificación familiar deben servir sobre todo para reducir la emigración africana a Europa.

Al pequeño país escandinavo, uno de los más ricos del mundo, ya le llovieron las críticas cuando aprobó que la Policía requisara los objetos de valor (como joyas, relojes o celulares) y parte del dinero en efectivo que portaban los refugiados que iban llegando en 2015 y 2016.

La ministra danesa de Cooperación al Desarrollo, Ulla Tornaes, explicó el martes en una reunión en Londres sobre planificación familiar que su gobierno planea enviar productos contraceptivos a África por valor de 15 millones de dólares. Tornaes dijo que “para limitar la presión migratoria sobre Europa, una parte de la solución es reducir el muy alto crecimiento demográfico en muchos países africanos”.

Cientos de miles de refugiados y migrantes africanos intentan llegar cada año a Europa

La ministra también dijo que su país seguirá apoyando la planificación familiar desde “una perspectiva de desarrollo” pensando en los derechos de las mujeres y las niñas sobre sus propios cuerpos.

En Dinamarca gobierna el partido ‘Venstre’, una formación que juega entre el liberalismo y el conservadurismo, pero que necesita del apoyo parlamentario de la ultraderecha del ‘Partido del Pueblo Danés’, que ha contaminado a casi todo el arco político del país con su discurso xenófobo y nacionalista. Dinamarca, con casi seis millones de habitantes, recibió 14 mil 792 solicitantes de asilo en 2014 y 21 mil 316 en 2015.

El discurso anti-inmigración se extiende también a los socialdemócratas. En junio pidieron que todos los migrantes y refugiados que lleguen a Europa sean devueltos a campos en el norte de África. La medida sería contraria a la Convención del Estatuto del Refugiado (de la que Dinamarca es signataria) y a la Directiva Europea de Asilo.

Fuente EP Mundo Clarín