Las bolsas del Clap les llegaron con “premios sorpresas”

Los habitantes del barrio El Onoto y el sector García Carballo, en la parroquia Caricuao, que compraron la bolsa del Clap la semana pasada recibieron menos productos de los que siempre reciben y, además, varios paquetes llegaron abiertos, con rastros de mordeduras de ratones e incluso con chiripas en algunas bolsas.

“Es necesario que el gobierno investigue lo que está pasando. Nos sentimos discriminados y estafados porque esta bolsa de alimentos no la regalan, la compramos con nuestro dinero. No es posible que estos alimentos vengan en mal estado y abiertos. Ni a los animales le dan la comida contaminada”, dijo una de las personas afectadas, quien prefirió no dar su nombre por temor a represalias.

Otra de las denunciantes, aseguró que tuvo que botar un paquete de arroz, uno de azúcar y una harina precocida. “Preferí perderlos porque estaban comidos de ratón y eso produce enfermedades”, se lamentó la señora.

Menos productos

Amelia Quijada, vecina de la UV9, de Caricuao, dijo que les preocupa que cada vez le están vendiendo menos productos.

“Si antes nos daban dos aceites, tres arroz, tres pastas, ahora nos venden menos, sin contar que el precio de la bolsa aumenta cada vez que uno compra. Es necesario que los funcionarios del Clap central, donde está Bernal, atienda esto que denunciamos”, explicó la consultada.

Fuente EP Mundo El Pitazo