Las mejores ideas para crear y consolidar la imagen de tu empresa en el mercado exterior

Descubre los trucos que te ofrecemos, con los que mejorar la imagen de tu empresa en el exterior, gracias a un buen servicio de traducción

El avance tecnológico y la globalización han contribuido a que cada vez haya más empresas que tengan la necesidad de salir y de darse a conocer en el exterior, para crecer y conseguir llegar a un mayor número de clientes.

Sin embargo, puede resultar una tarea bastante complicada, si no se cuenta con los profesionales adecuados para la infinidad de tareas que esto supone, como adaptar el sitio web y el contenido a los diferentes países a los que queremos llegar.

A continuación, puedes encontrar una serie de pasos que debes seguir para internacionalizar tu compañía sin que su imagen y su reputación sufran las consecuencias que puede generar una mala traducción de la página web o de las descripciones de sus productos, por ejemplo.

Se trate de una empresa hotelera, de venta de frutas o cualquier otro tipo de empresa, es necesario ofrecer una imagen de calidad. Lo primero, en cualquier caso, será contar con un buen servicio de traducción, como el que ofrece la agencia de traducción certificada LinguaVox.

Contar con un intérprete cualificado

Muchas compañías, a menudo necesitan servicios de interpretación para realizar diferentes tareas, como traducir la comunicaciones con los clientes extranjeros, sirviendo de enlace entre ellos y la empresa, en conferencias, etc.

En estos casos, siempre es conveniente contar con un servicio de intérpretes consecutivos y simultáneos, de enlace, de acompañamiento o de cualquier otra modalidad, altamente cualificados y que ofrezcan un servicio de calidad en una amplia variedad de idiomas, en inglés, en chino, en árabe, en francés, en japonés, etc.

Traducir la página web de la compañía y adaptar el contenido

Un aspecto esencial para dar a conocer una empresa en el exterior es, sin duda, la traducción o la creación de la página web de la compañía, adaptándola a los distintos idiomas de los países en los que se quiera dar a conocer.

Para ello, se debe contar con los servicios de un traductor profesional, que además de traducir el contenido al idioma del país receptor, lo adapte, según su cultura, sus particularidades y otros aspectos sociales que puedan cambiar de un país a otro. Por ejemplo, no sería lo mismo realizar una traducción al portugués para una clientela potencial de Angola que a clientes de Brasil o de Portugal.

Traducción de documentos oficiales

Otro elemento importante para una empresa es la traducción de los documentos necesarios, tanto de tipo jurídico como administrativo, a la hora de realizar transacciones con los clientes de otros países del exterior.

Para ello, se debe contar con un servicio de traducción jurada oficial de calidad, que aporte validez y legalidad a todo tipo de transacciones comerciales que se realicen en el ámbito internacional. Solo los traductores oficiales pueden realizar este trabajo en España. Estos traductores han de ser nombrados por el Ministerio de asuntos exteriores y deben incluir en las traducciones juradas  la firma y el sello registrados en el Ministerio.

Se pueden exigir documentos con una traducción jurada en diversas transacciones, necesarios si se deben entregar estos documentos en otros países, en contratos, en sentencias judiciales, en transacciones comerciales, etc.

Es posible encontrar servicios de traducción jurada oficial en toda España, en Madrid, Sevilla, Valencia, Murcia, Palma de Mallorca, y Vigo, entre otros, y además, estas traducciones juradas están disponibles en más de 20 idiomas: inglés, francés, alemán, italiano, portugués, chino, árabe, ruso, polaco, checo, eslovaco, neerlandés, etcétera.

Traducción de los aspectos técnicos de la empresa

No todas las empresas necesitan el mismo tipo de traducción, puesto que, dependiendo de los diferentes sectores, la traducción deberá ser especializada y estar adaptada, según el sector concreto del que se trate.

Para esta labor, es preciso contar con un servicio de traducción técnica en el idioma que se requiera. No solo se necesita la simple traducción, sino que para hacer un trabajo adecuado, es esencial contar con unos conocimientos específicos a nivel técnico y científico, ya que las industrias de los diferentes sectores emplean un lenguaje especializado.

Trabajar con traductores profesionales que ofrezcan garantías de calidad

Antes de contratar a cualquier traductor o intérprete, conviene asegurarse de que se trata de un traductor profesional, que dispone de la formación y de la cualificación necesaria, que le capacitan para realizar los trabajos de la forma más adecuada.

El traductor o la agencia de traducción profesional deben contar con una certificación de calidad y deben cumplir con los estándares internacionales, idealmente con las normas ISO 9001 e ISO 17100, que aseguran que se cumplen unos requisitos mínimos de calidad.

Fuente EP Mundo