Las víctimas de estas mujeres no se daban cuenta de lo que les hacían

Dos delincuentes que se dedicaban a robar relojes Rolex se encuentran tras las rejas, según la policía de Miami Beach.

Los investigadores creen que Alicia Stucky, de 31 años, y Dacorian Dewayne Greer, de 33, trabajaban juntas para robarles a hombres que querían pasar un buen rato.

En febrero, las dos presuntamente le robaron relojes valorados en miles de dólares, entre ellos un Rolex, a varios hombres que conocieron.

De acuerdo con un informe del arresto, las sospechosas invitaron al grupo a una casa de Miami Beach donde todos bebieron y fiestaron hasta altas horas.

A la mañana siguiente, cuando los hombres se despertaron se percataron de que tres relojes Rolex que llevaban puestos habían desaparecido, así como dinero extranjero y dinero norteamericano en efectivo, siendo el total más de $51,000.

Dos meses más tarde, dijo la policía, Greer y Stucky se vieron envueltas en un incidente similar donde entablaron amistad con dos hombres en el bar Mynt Ultralounge, localizado en el 1921 Collins Avenue quienes fueron invitados al hotel donde ambas se hospedaban. Posteriormente, las víctimas le declararon a la policía que lo único que recordaban era haberse despertado al otro día sin sus tarjetas de crédito y que un reloj Rolex había desaparecido.

Las sospechosas fueron vistas en una farmacia a Walgreens, una CVS y un Bank of America en el momento en que realizaban transacciones fraudulentas cuyo total ascendió a $15,900.

Stucky también fue acusada de robar otro Rolex en junio, en un automóvil de Uber a un hombre incapacitado que estaba en el vehículo. La policía dijo que la víctima de 21 años conoció a Stucky y a una cómplice en el Mokai Lounge en Miami Beach donde comenzaron a beber.

En determinado momento, tras sentirse “ligeramente mareado”, el hombre pidió un viaje en Uber. Cuando subió al auto, Stucky subió con él y fue entonces que le robó el reloj.

Las dos mujeres enfrentan una serie de cargos, entre otros, robo en gran cuantía.

Stucky se negó a acudir a una audiencia de fianza el miércoles. Tanto ella como Greer están presas sin derecho a fianza.

En diciembre de 2016, Stucky fue a juicio en un caso de robo a mano armada, donde un asistente de la Fiscalía Estatal dijo que la acusada había demostrado tener una conducta donde buscaba “víctimas en clubs, para luego drogarles y robarles dinero y relojes caros”.

De igual modo, se emitió una orden de arresto contra Stucky en Georgia por posesión de drogas, así como otros casos en su contra en los que resultó acusada de prostitución.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald