Las víctimas ya no tienen que casarse con el violador en este país

El parlamento de Jordania ha abolido este martes una controvertida ley que permitía a un violador evitar la cárcel a cambio de aceptar casarse con su víctima, según ha informado la agencia oficial jordana Petra.

“Los diputados han convenido anular el controvertido artículo 308 que permitía al violador casarse con su víctima para escapar al castigo”, ha indicado Petra.

Esta medida fue tomada en el marco del proyecto de enmienda del código penal del 2017 adoptado por el parlamento jordano.

Organizaciones de defensa de los derechos humanos promovían desde hace varios años la abolición de este artículo que llevaba como consecuencia para la víctima que ésta se viera forzada a casarse con su torturador.

El Primer Ministro jordano, Hani Mulqi, ha reafirmado “el compromiso del Gobierno en cuanto a la anulación del artículo 308 para consolidar la protección de la familia jordana”. La medida ha sido vitoreada rápidamente por militantes de los derechos humanos.

“La retirada de este artículo es una victoria para todas las víctimas de una violación”, ha celebrado Eva Abou Halaweh, abogada que lidera el grupo Mizan. Halaweh ha subrayado que la derogación de esta ley llega “después de años de esfuerzos colosales de organizaciones de la sociedad civil”.

Sarah Leah Whitson, de la ong Human Rights Watch (HRW) ha tuiteado: “BRAVO Jordania por haber abolido el odioso artículo 308 (…) Los países árabes deben continuar. Las mujeres no son una propiedad”.

En Jordania, las mujeres son asesinadas cada año por familiares cercanos que invocan razones “de honor” de la familia si tienen relaciones sexuales antes o fuera del matrimonio, según explican las autoridades. Los asesinos en este tipo de asuntos se exponen a la pena de muerte, pero los tribunales se muestran a menudos clementes con ellos.

Más de 160 violaciones fueron censadas en 2016, según las cifras oficiales.

La pasada semana, Túnez votó una ley contra la violencia contra las mujeres suprimiendo una disposición parecida. Según HRW, varios países árabes mantienen leyes como la que ha sido abolida, como Argelia, Irak, Libia, Siria, Kuwait y Palestina.

Fuente EP Mundo La Vanguardia